Si uno revisa la trayectoria y la formación del escritor Alfredo Bryce Echenique, encontrará que no es un improvisado. Nacido el 19 de febrero de 1939 en Lima, este peruano se licenció en Derecho y se recibió de Doctor en Letras en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Además, en París se diplomó en Literatura Francesa Clásica y Literatura Francesa Contemporánea en la Sorbona y se consagró Magister en Literatura por la Universidad de Vincennes.

Alfredo Bryce EcheniqueGracias a todos los conocimientos que pudo adquirir, se desempeñó como profesor en las universidades de Nanterre, la Sorbona, Vincennes, Montpellier, Yale, Austin y en la Universidad de Puerto Rico, entre otras. También ofreció conferencias y participó de congresos de escritores en países como Perú, México, Venezuela, Estados Unidos, Italia, Cuba, España, Francia, Suecia, Argentina, Canadá, Bulgaria y Puerto Rico.

Ahora bien, con tanta preparación académica, ¿por qué Bryce Echenique debería copiar obras de otros autores? Lo cierto es que, en el último tiempo, se conoció una seguidilla de acusaciones por plagio contra el escritor: Jordi Urgell, un catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona lo denunció por una supuesta copia de una nota de su autoría, Herbert Morote lo demandó por difamación y la periodista chilena María Soledad de la Cerda señaló que, en las obras del peruano, hay cerca de dieciséis plagios. En total, hasta el momento, Bryce Echenique ha sido 27 veces denunciado por supuestas apropiaciones de creaciones intelectuales de otros autores.

A modo de defensa, el creador de la novela “Un mundo para Julius”, “La amigdalitis de Tarzán” y “El huerto de mi amada”, entre otras, primero dijo que era víctima de una presunta persecución política por su oposición a Alberto Fujimori, donde los medios de comunicación eran los responsables de esta campaña en su contra. Luego responsabilizó a su secretaria por ciertos errores y, ya generando confusión en los lectores, desdramatizó las posibles copias comparando al plagio con el homenaje.

Por supuesto, ninguna de sus explicaciones convenció a la opinión pública y, de acuerdo a algunas versiones, el verdadero motivo de tanto revuelo mediático podría ser el Mal de Alzheimer o bien el alcoholismo.

Quizás, sea la Justicia quien deba determinar la responsabilidad, o no, de Alfredo Bryce Echenique en los casos de plagio. Aún así, no se puede dejar de lado que, a lo largo de su carrera literaria, el escritor ha sido reconocido y premiado en varias oportunidades. Su cuento “Huerto cerrado”, por ejemplo, lo hizo ganar el Premio Casa de las Américas en 1968, luego recibió el Premio Nacional de Literatura en Perú y el Premio a la Mejor Novela Extranjera en Francia por su novela “Un mundo para Julius” y, en 2002, “El huerto de mi amada” fue distinguida con el Premio Planeta.