La vida del escritor e investigador Benjamín Subercaseaux Zañartu, quien distribuyó talento por el mundo a través de títulos como “Quince poemas directos”, “Chile o una loca geografía” y “Tierra de océano”, comenzó en Santiago de Chile el 20 de noviembre de 1902.

Benjamín SubercaseauxBenjamín Subercaseaux Browne e Ida Zañartu Luco fueron los progenitores de este autor que fue criado y educado por su madre y su abuela paterna ya que su padre falleció a poco de su nacimiento.

De niño, Benjamín tuvo la posibilidad de recorrer Europa y descubrir el encanto de Francia, un país que lo cautivó por completo pero que abandonó para recibir formación académica en su tierra natal. Tras ser instruido en su propio hogar, el joven ingresó al Instituto Nacional y más tarde acudió al Colegio de los Sagrados Corazones.

Al tiempo se matriculó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, pero poco avanzó allí porque le interesó más viajar a París y decidir en ese contexto qué hacer con su vida. Los años siguientes lo encontraron como estudiante de la Universidad de La Sorbonne, institución en la cual se graduó en Psicología General.

En 1927, después de viajar por Europa, África y Oceanía, Subercaseaux regresó a Chile e hizo el servicio militar en el Batallón de Telégrafos del Regimiento Ingenieros. Por ese entonces, también dio inicio a su producción literaria y se sumó al staff de la revista “Zig-Zag” como colaborador.

“Niño de lluvia”, “Santa Materia”, “Los execrables harapientos”, “Historia inhumana del hombre” y “Pasión y epopeya de Halcón Ligero” son otros títulos que forman parte del legado de este intelectual que, a lo largo de su vida, integró la Academia Chilena de Ciencias Naturales y presidió el PEN Club de Chile.

Benjamín Subercaseaux, un afamado escritor que vio reconocida su labor a través de distinciones como el honor de ser Caballero de la Legión de Honor de Francia y el Premio Nacional de Literatura, falleció en Perú el 11 de marzo de 1973.