Rubén Darío

Epitalamio bárbaro

 Poema siguiente



El alba aún no aparece en su gloria de oro.
Canta el mar con la música de sus ninfas en coro
y el aliento del campo se va cuajando en bruma.
Teje la náyade el encaje de su espuma
y el bosque inicia el himno de sus flautas de pluma.
Es el momento en que el salvaje caballero
se ve pasar. La tribu aúlla y el ligero
caballo es un relámpago, veloz como una idea.
A su paso, asustada, se para la marea.
La náyade interrumpe la labor que ejecuta
y el director del bosque detiene la batuta.
?¿Qué pasa??desde el lecho pregunta Venus bella.
Y Apolo: ?Es Sagitario que ha robado una estrella.

Poema siguiente 

 Volver a
Rubén Darío

Comentarios4

  • Fio* No entiendo este poema, alguien por favor me lo podria explicar, es bonito peor no logro apreciarlo tanto sino no lo entiendo del todo xfis (:
  • cielo jejeje, esqqqq primero nos lleva a el mar, luego nos lleva a el bosque... pero ta chido chido, tu dèjate llevar
  •  
    pablo cardozo yo tambien quiero una estrella!!!!!!!!!!!
  •  
    "N" es el unico en el amor el maestro DARIO.......
    ATTE ENE
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.