Gaspar Núñez de Arce

Cuando el ánimo ciego

 Poema siguiente

Cuando el ánimo ciego y decaído
la luz persigue y la esperanza en vano;
cuando abate su vuelo soberano
como el cóndor en el espacio herido;

cuando busca refugio en el olvido
que le rechaza con helada mano;
cuando en el pobre corazón humano
el tedio labra su infecundo nido;

cuando el dolor, robándonos la calma,
brinda tan solo a nuestras ansias fieras
horas desesperadas y sombrías,

¡ay, inmortalidad, sueño del alma
que aspira a lo infinito!, si existieras,
¡qué martirio tan bárbaro serías!

Poema siguiente 

 Volver a
Gaspar Núñez de Arce

Comentarios1

  • BACHELET ME RECUERDA A CUANDO LOS PINGÜINOS SE REVELARON.

Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.