Algunos extranjerismos informáticos y sus usos en español

Volvemos con un texto sobre lenguaje. En esta oportunidad rondaremos algunos extranjerismos, adoptados en los últimos años con la incorporación del mundo tecnológico-informático a nuestras vidas, y sus posibles usos en castellano. Además, como broche de oro, veremos cómo un concepto puede mutar en significado e inocencia con el paso del tiempo.

Copia de seguridad y programa maligno

Cuando termina nuestra jornada de trabajo muchos de nosotros tenemos la costumbre de hacer una copia de seguridad para poner a salvo nuestro esfuerzo de los posibles fallos que pudieran ponerlo en peligro. Un concepto moderno, relacionado con las copias de seguridad es ‘backup’, aunque no se diferencia mucho de las viejas copias de los manuscritos que guardábamos en cajones distintos para no perderlos. Si queremos hacer referencia a estas copias (duplicados de un archivo informático, que las llama el Diccionario Panhispánico de Dudas) podemos denominarlas ‘copias de seguridad’ en lugar de apoyarnos en el anglicismo.

Pese a la versatilidad de nuestro idioma, incluso en los medios de comunicación es común encontrarse con cientos de extranjerismos que pueden entorpecer la lectura. En este caso, tenemos un buen sustantivo para reemplazar el de ‘backup’.

Pasemos ahora a otro concepto relacionado con la informática, ‘malware’, que es el nombre que recibe un tipo de programa maligno con ciertas características similares a los virus informáticos y que se han vuelto sumamente comunes en el último lustro.

Según nos lo enseñan en Fundéu, ‘malware’ es un concepto que puede reemplazarse perfectamente con el de ‘programa maligno’ y cuyo significado es ‘programa informático que ha sido creado para perturbar o estropear un sistema’.

En ambos casos, y vuelvo a algo que siempre repasamos, si finalmente decidimos decantarnos por los extranjerismos debemos escribirlos en letra cursiva o entre comillas para dejar en evidencia que son términos que aún no han sido adaptados a nuestro idioma.

 

Cuando el hacker fue perdonado

Otro término del argot tecnológico es el de ‘hacker’. En este caso vamos a centrarnos en sus diferencias con el concepto de ‘cracker’, ya que aunque generalmente se utilizan de forma indistinta dependiendo del fin de dicha actividad se puede pertenecer a un grupo o al otro; serán por tanto los sistemas legislativos quienes etiqueten a los tecnófilos en cada bando. Me explico.

Un ‘hacker’ es una persona con habilidad para franquear los límites de un sistema de seguridad informático y robar información, generalmente de tipo confidencial, para utilizarla en su propio favor o para contribuir con su trabajo a beneficiar a un tercero que le ha contratado.

Cuando hace diez años comenzamos a encontrarnos con el término ‘hacker’ por todos lados entendimos que se trataba de una actividad ilícita. Así, durante mucho tiempo este tipo de acciones estuvo vinculada a la delincuencia informática y mal vista. En la actualidad, sin embargo, ha habido una vuelta de tuerca en la forma de analizar el concepto, al ser las propias compañías quienes contratan a estos profesionales para salvaguardar la información de sus empresas. Aquí surge la necesidad de establecer un nuevo concepto que diferencie a los ojos de los otros los objetivos de esta violación de fronteras.

Es importante señalar que en nuestro idioma no contamos con una palabra aplicable al primero de los conceptos, por lo que debemos decantarnos por el extranjerismo; aunque es hay que recordar lo que decía en el apartado anterior respecto a la grafía. En el caso de ‘cracker’ contamos sí con un concepto perfectamente entendible en nuestro idioma que puede servir para expresar con claridad el concepto, ‘pirata informático’ (alguien que utiliza sus conocimientos informáticos con fines ilegales).

Por último, cabe mencionar que muchas veces la confusión de ambos conceptos puede traer serios problemas de comprensión; ¡resultaría complicadísimo entender esta frase, por ejemplo!

Los tiempos cambian, las etiquetas van modificándose y los que detentan el poder sobre el mundo intentan luchar contra los rebeldes usando las mismas armas de guerra que han sido desarrollados por éstos, para controlar de una forma más eficiente el mundo en el que todos vivimos. Así las cosas.

Comentarios1

  • Rapsodico

    Estudiados ;). Un abrazo, Tes.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.