Extranjerismos innecesarios en Español

Vuelvo con un artículo sobre lenguaje. En esta oportunidad repasaremos algunas palabras extranjeras y sus correctas adaptaciones en nuestro idioma. Conocer el uso apropiado de nuestro idioma nos puede servir para comunicarnos de forma más eficiente. Una vez más el texto hace pie en la web del español urgente. Si te interesa, puedes pasarte por nuestro Taller Literario donde encontrarás una gran cantidad de artículos sobre ortografía y gramática española.

Volar sin vergüenza

Es sumamente común referirse a con la palabra flygskam, a la iniciativa que están promoviendo muchas empresas para salvar el planeta que consiste en disminuir la cantidad de vuelos y proponer viajar a través de medios de transporte más ecológicos. Se trata de un concepto de origen sueco que ha calado hondo en nuestro idioma, y cuyo uso es innecesario tratándose de una idea posible de expresar en nuestro idioma.

En español el concepto «vergüenza de volar», es una forma en la que se ha traducido esta iniciativa. Se trata de un movimiento medioambiental que nos invita a replantearnos la necesidad de viajar en avión teniendo en cuenta lo nocivo que resulta este medio de transporta para la ecología. En su lugar, se propone el uso de otros medios, como el tren, que podría ayudar a disminuir considerablemente nuestro impacto en la vida del planeta.


Otra forma que ha adquirido este concepto es el uso del anglicismo flight shame, el cual tampoco se recomienda en español, por las mismas razones: tenemos un concepto que permite expresar exactamente lo mismo y ya se ha consolidado en nuestro idioma.

¿Hay trato?

La segunda expresión que analizaremos es «no deal», utilizada cada vez con más asiduidad en nuestro idioma para que expresar que no ha habido acuerdo entre las partes de un asunto. El término anglosajón «deal» una de las traducciones que tiene en nuestro idioma es «acuerdo»; por lo que es innecesario el uso del anglicismo pudiendo expresarlo en nuestro idioma. Otras formas de expresarlo son «pacto», «trato» o «convenio».

Aunque todas estas formas han sido utilizadas en traducciones desde hace mucho tiempo; en los últimos años nuestro idioma ha sufrido deformaciones que han empobrecido nuestro lenguaje, y en este caso en particular se ha comenzado a utilizar directamente la expresión anglosajona, para referirse generalmente a la salida abrupta de Reino Unido de la Unión Europea. Debemos estar atentos para no caer en errores como éste.


Si seguimos indagando en ese terreno llegamos al concepto brexit, utilizado para expresar lo mismo. Respecto a su escritura debemos recordar que se escribe en cursiva porque se trata de un extranjerismo; no obstante, no lleva mayúscula. Si bien se trata de un acrónimo (formado por la fusión entre Britain y exit) se lo considera un nombre común, por lo que debe escribirse con inicial minúscula.


Nuevas adaptaciones

Por último repasemos la expresión «remake» ¿cuál es su adaptación a nuestro idioma? La forma adecuada de traducir esta palabra, que hace referencia a obras de arte generalmente pertenecientes al cine que han sido rehechas para adaptarse a nuestro tiempo, es con las palabras «versión» o «adaptación».

Cabe mencionar que el uso que damos al anglicismo en Español es uno de los tantos significados que tiene la palabra inglesa: como película que se ha grabado nuevamente, No obstante, tratándose de una palabra que tiene su traducción a nuestro idioma, es innecesario el uso del extranjerismo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.