Adverbios comparativos

Los adverbios, como ya hemos tenido oportunidad de explicar, son palabras invariables (es decir, que carecen de género y número) cuyo rol es el de ser el núcleo del sintagma adverbial y modificar, de forma directa, a cualquier otro término que aparezca en la oración, ya sean verbos, adjetivos o adverbios.

Desde que comenzamos con los talleres, Poemas del Alma ha presentado una gran cantidad de categorías adverbiales, pero la lista aún no llegó a su fin. Por esa razón, en esta ocasión vamos a desarrollar el concepto de adverbio comparativo, una clase de palabra que, como se desprende de su nombre, sólo tiene lugar dentro de una oración cuando en ella se establece una comparación entre dos o más elementos.

Para evitar errores al emplearlos, es importante recordar que los adverbios comparativos nunca permiten combinaciones con los adjetivos denominados de la misma forma porque, si eso sucediera, se estaría frente a una reiteración. Para entenderlo mejor, analicemos los siguientes ejemplos: “Tu hermano es mayor que vos”, “Tu trabajo es el peor de todos” y “Mis antecedentes son mejores que los tuyos”. En ninguno de los casos mencionados hay lugar para adverbios comparativos ya que, de incluírlos, las expresiones quedarían, de forma incorrecta, “Tu hermano es más mayor que vos”, “Tu trabajo es el más peor de todos” y “Mis antecedentes son más mejores que los tuyos”.

“Más”, “menos”, “tan” y “como” son los adverbios agrupados dentro de la categoría de comparativos que, a continuación, serán empleados en diversas oraciones para que cada uno de ustedes pueda entender mejor la función de este tipo de términos.

“Mi explicación es más simple y menos confusa que la que has dado tú”
“Esa muchacha tiene menos problemas que yo”
“Corre tan rápido como su hermano”
“Rita es más simpática que su prima Laura”



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.