4 anglicismos que podemos evitar

Algunos anglicismos y sus formas correctas en español, en nuestro Taller Literario.

4 anglicismos que podemos evitar
 
Vamos a terminar la semana con una recomendación de ortografía. Vamos a trabajar sobre cuatro expresiones cuyo uso no se considera correcto en nuestro idioma.
Este artículo se apoya en publicaciones de la Web del Español Urgente: un sitio que todo amante del lenguaje debería conocer. En nuestro Taller Literario podrás encontrar una gran variedad de artículos similares.
 

Reboot

Algunas palabras aparecen en nuestro idioma y se vuelven populares, como si acabaran de inventarse, como si en otros países no llevaran siglos usándolas. Lamentablemente, se las escoge en lugar de otras más apropiadas y asentadas en nuestro idioma. Es el caso de «Reboot», un anglicismo que sirve para referirse a las versiones de una historia clásica sólo respetando sus elementos principales. Es muy común en el mundo del videojuego y, de un tiempo a esta parte, también se ha vuelto popular en el cine. En español contamos con los términos «recreación» o «reinvención» que sirven perfectamente para denominar este tipo de obras.


Cuando el término aparece en el contexto de la informática, palabras como «reinicio» pueden ser más apropiadas. Podemos decir, por ejemplo, que para comprobar que un dispositivo funcione correctamente después de una actualización es necesario reiniciarlo (volver a encenderlo).

Stress test

Cuando en el contexto económico se habla de «stress test» se hace referencia a una prueba a la que son sometidas las entidades financieras para demostrar su capacidad de adaptación a una situación adversa en el escenario macroeconómico. En su lugar, en español contamos con la expresión «prueba de resistencia». También podemos referirnos a ella como «test de estrés» o «prueba de solvencia».

El sector económico es otro en el que los anglicismos cada vez ocupan más lugar. Difícilmente puedas leer un párrafo entero de la sección económica de un periódico sin encontrarte términos incorrectos. Esta expresión inglesa cada vez se asienta más entre el periodismo de este tipo.


4 anglicismos que podemos evitar

Air guitar

Una persona hace un gesto con las manos y en el cuerpo: toca una guitarra imaginaria. Hay una expresión inglesa para esta imagen, «Air guitar». ¿De qué manera podríamos usarlo sin destruir nuestro idioma? Una buena forma puede ser «guitarra aérea».

Se trata de toda una actividad. Una imitación totalmente fiel al original. La postura del cuerpo, los acordes, los rasgueos se hacen siguiendo el ritmo de una canción y, muchas veces, con una fidelidad sorprendente. De hecho, existen incluso concursos de «guitarra aérea». Sí, lo curioso es pensar en la poca gracia que tiene simular tocar un instrumento pudiendo hacerlo, ¿no?

Sea como sea, ya tenemos una forma en español para referirnos a esta costumbre cada vez más asentada. También «guitarra de aire» y «guitarra imaginaria» son opciones válidas.


Lobby

Otra expresión que se viene usando muchísimo es «lobby» para referirse a las entidades con poder en determinado sector que ejercen presión sobre los gobiernos para conseguir determinados beneficios. Los términos «grupo de cabildeo» o «grupo de presión» son perfectamente asumibles para expresar esto.

Pese a que la norma está clara, es sumamente común encontrarse con frases como ésta:


Del mismo modo la frase «hacer lobby» también es incorrecto, frente a la que se prefieren los verbos «cabildear» o «presionar». En lo que respecta a las personas que forman parte de esos grupos, los terminos «cabildero» es preferible a «lobbysta».

Hasta aquí llegamos con nuestras recomendaciones sobre extranjerismos. De más está decir que, si aún sabiendo estas cosas preferimos decantarnos con las voces extranjeras, lo correcto es escribirlas entre comillas o en letra cursiva.

De un tiempo a esta parte resulta cada día más difícil encontrar artículos de algún tema que no cometan errores de este tipo. Los anglicismos son moneda corriente. Lo curioso es darse cuenta de que muchas personas creen que por usarlos son más educadas o más interesantes, cuando en realidad es exactamente al revés: es un síntoma de opresión colonialista que, lamentablemente, no deja de crecer. Por eso sería interesante que intentáramos pensar más por qué usamos las palabras y que procuráramos escoger un lenguaje que sea respetuoso con la lengua. De otra manera la decadencia de nuestro idioma continuará aseverándose con el paso de los años. Es por esta razón que escribo estos artículos, deseando encontrar del otro lado alguien que vea también esta conducta como algo triste.

4 anglicismos que podemos evitar

Comentarios1

  • negrolindo

    Hola, gracias por la lección, nunca me gustaron los anglicismos, ni los reportajes de periodistas y/ o compatriotas a personalidades extranjeras, la falta de respeto es hacía nosotros mismos tampoco les faltariamos el respeto por hablarles en español, y que se las arreglen.. Abrazos y gracias nuevamente..

    • Tes Nehuén

      Bueno, tampoco hay que irse al otro extremo. Soy una gran defensora de la diversidad. Lo que sí creo es que es importante aferrarse a la identidad y la riqueza lingüística de cualquier idioma; porque es clave para mantener una comunicación clara y fluida. Pero de ninguna manera eso significa cerrarse a otras voces o a otras culturas o a aprender otros idiomas. ¡Muchas gracias por tu comentario!

      • negrolindo

        Gracias a ti, tienes razón, es que últimamente pisotean la palabra diversidad, pero mirándolo desde este el punto de vista tengo que claudicar.
        Muchas gracias Tes Nehuén un gusto que me hayas escrito.



      Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.