Pablo Neruda: sigue la investigación sobre su muerte

A casi 39 años de su fallecimiento, el poeta chileno Pablo Neruda no descansa en paz. Manuel Araya, el hombre que se desempeñaba como su chofer, sostiene desde hace tiempo que el escritor fue envenenado, por lo que no habría muerto como consecuencia de un cáncer de próstata. Esa versión se refuerza por los dichos de quien era embajador mexicano en 1973, Gonzalo Martínez Corbalá. El diplomático afirma que, un día antes de su deceso, Neruda se encontraba en buen estado y le había manifestado sus deseos de exiliarse en México.

Pablo NerudaEstas sospechas llevaron al Partido Comunista chileno a impulsar una investigación sobre la muerte de Neruda. La responsabilidad quedó en manos del juez Mario Carroza, quien ha avanzado al respecto.

La novedad es que la Sala Penal de la Corte Suprema de Chile ha dado autorización a Carroza para solicitar la ficha médica del poeta a la Justicia de Francia. Su intención es conocer más sobre la salud de Neruda en la época en que éste fue embajador en suelo francés y estuvo internado.

El envío de la ficha médica por parte de Francia podría dar paso a la exhumación del cadáver de Neruda, enterrado en Isla Negra. Para que esto se concrete, el Servicio Médico Legal deberá brindar la autorización correspondiente, según informa La Nación.

El exhorto de Carroza está dirigido a la Justicia francesa y pretende recabar la mayor cantidad posible de datos sobre el escritor, de acuerdo a lo que puede verse en el documento que recoge United Press International.

Cabe recordar que el poeta fue embajador en Francia entre finales de 1970 y febrero de 1973. En ese momento renunció por problemas en su salud y regresó a Chile, no sin antes pasar por la mencionada clínica parisina. El 11 de septiembre de 1973 se produjo el golpe militar liderado por Augusto Pinochet y, ocho días más tarde, el poeta fue internado en la Clínica Santa María de la capital chilena. El 23 de septiembre de ese año, Neruda falleció por las complicaciones derivada de un cáncer de próstata, según la versión oficial. Para Araya, en cambio, la muerte se produjo por una inyección que le habrían aplicado agentes del gobierno militar que derrocó a Salvador Allende. La verdad, con estos avances de la Justicia, ahora está más cerca.

Links relacionados:

http://balconinterior.blogspot.com.ar/2012/06/la-exhumacion-de-pablo-neruda.html

http://walrussinclair.blogspot.com.ar/2012/06/odas-elementales-pablo-neruda.html

Comentarios2

  • Isabel Abalo

    Interesante artículo. Espero nos siga teniendo al día sobre las novedades que vayan surgiendo sobre el tema.
    Gracias.
    Un saludo.

  • Raoul Shade

    También habría que investigar la muerte de decenas, tal vez de centenares, de españoles republicanos trotskistas y anarquistas, que Neruda no dejó que se subieran al barco Winnipeg en 1939 en el sur de Francia. Cabe recordar que el poeta chileno no sólo fue embajador en Francia entre finales de 1970 y febrero de 1973, sino también Cónsul para la inmigración española en 1939, donde él presidió la misión a favor de “ciertos” refugiados españoles. Rafael Alberti lo ayudó a contratar el Winnipeg, barco de carga francés que habitualmente cubría el trayecto de Marsella a las costas de África. Por lo tanto, Neruda fue el único responsable de la vida de los refugiados.
    ¿Quién era realmente Pablo Neruda? Un aliado incondicional de Salvador Allende, el líder socialista chileno radicalmente antisemita, cuyo proyecto de ley eugenésico defendía a capa y espada la esterilización de los enfermos mentales y los alcohólicos reincidentes; que propugnaba la penalización de la transmisión de enfermedades venéreas y así como rehabilitación forzosa de los homosexuales.
    Mientras que Neruda, cuyo poder carismático dependía de la poesía y no de su “esbelta figura”, no fue sino un vulgar agitador político comunista que había importado de la Unión Soviética ideales y valores ajenos a la cultura mundial, como el totalitarismo, la demagogia y la represión violenta del Estado impulsada por Lenin y llevada a sus últimas consecuencias por Stalin. Además del Premio Nobel de literatura, en 1954 se le otorgó el Premio de la Paz Stalin.
    La Izquierda europea y latinoamericana ha callado en prejuicio de sus propios camaradas de lucha antifascistas españoles que terminaron en el campo de concentración nazi Mauthausen, porque Neruda en 1939 les impidió de subirse en el barco Winnipeg por el simple hecho de no pertenecer al Partido Comunista. Neruda, además de odiar a los judíos también odiaba a los trotskistas y a los anarquistas. Trotski era judío.
    Dudo que Neruda no sabía que Allende le dio asilo político a uno de los más grandes criminales SS: Walther Rauff, a sabiendas de la solicitud de extradición de Simón Wiesenthal por parte de la Republica Federal de Alemania en 1963. Rauff, después de haber participado en la muerte de 97,000 judíos encerrados en camiones a gas, había preparado un comando especial para exterminar a todos los judíos que vivían en Palestina en coordinación con el Gran Mufti islamista de Jerusalén. Si este es el poeta que tanto admiráis, ¿de qué sirve la poesía?



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.