Macondo seguirá en la soledad

Finalmente Aracataca (Colombia), ciudad que vio nacer al gran Gabriel García Márquez, seguirá con ese nombre. Gabriel García Márquez

Su alcalde, Pedro Sánchez Rueda, había propuesto cambiar su nombre por “Aracataca-Macondo”. Macondo es una aldea imaginaria que aparece en “Cien años de soledad” y otros cuentos.

Es un poco polémica la razón de este cambio. En un principio uno piensa en un justo homenaje, pero luego nos enteramos de que se intentó, esperamos que además como reconocimiento al escritor, con fines turísticos.

La pregunta era: “¿Está usted de acuerdo con que al nombre de nuestro municipio se le agregue la palabra Macondo y sea legalmente llamado Aracataca-Macondo?”.

3596 personas votaron. 3342 dijeron que sí y 236 que no. 18 votos fueron nulos. Sin embargo, no fue suficiente. Hay que comentar que 22000 personas fueron las convocadas por lo que pese a que hay más votos a favor que en contra, no se llegó a los 7.400 votos votos necesarios.

Hay dos actitudes a analizar. La del alcalde, previamente mencionada, que busca con esto más turismo “usando” el nombre de García Márquez, y el de la gente, que ni siquiera se presentó a decir lo que pensaban. Ambos tienen excusas, al menos si pensamos inocentemente. El alcalde buscaba lo mejor para sus habitantes y la gente, también quizás, no estaba de acuerdo y pensó que no concurrir era una protesta más fuerte. Sí, pensemos eso.

Comentarios7

  • neydú

    bueno utilizar parte de los libros de gabriel garcia sin su consentimiento no es justo, pero, si el se encontraba de acuerdo por que no? digo tanto el seria recordado eternamente como el pais tendria mas turismo y por consiguinete mas nivel economico en el cual basarse para aliviar la pobreza que existe en este pais.

  • Cataquero

    La verdad no estoy de acuerdo con que se le cambie el nombre como homenaje, ya que este desde que dejo el pueblo que lo vio nacer no ha vuelto a pesar de las invitaciones realizadas. La persona que no se acuerda de sus raices y de la tierra que lo vio nacer deja mucho que desear.
    Gabriel como Persona eres un Excelente Novelista y Cuentista.

  • Jeremias Josue Lopez Sontay

    Pues yo no estoy de acuerdo con que se le agregue otro nombre por que es un personaje que esta en el corazon de cada uno de los que lo quieren y con ese nombre es que todos lo recuerdan.Gabriel es un persona que nacio con ese talento que trae en la sangre.

  • Heibe Lie Jaramillo

    Durante los últimos cinco años, Colombia ha recibido la visita de innumerables turistas, los cuales llegan a nuestro país en busca de Macondo. Después de recorrer las calles de las principales ciudades y preguntar a diversos transeuntes, en puestos de información de los museos y universidades. Comprenden que Macondo no existe propiamente, y que lo más cercano a ese lugar fantastico que crea García Marquez; es Colombia entera, se ha pensado siempre que Aracataca inspiro la creación de Macondo, pero hay que tener presente que Macondo, no solo enmarca la idiosincracia de los habitantes del Magdalena sino de todo un país que ha bibrado y se siente profundamente orgulloso de Gabriel García Marquez. Si es viable cambiar el nombre de Aracataca, entonces también podriamos cambiarle el nombre a Colombia.

    • Martha Lucía González Uribe

      Heibe: estuve en Aracataca en agosto de 1.973. Fui a la iglesia en donde bautizaron al Gabo, hablé con el párroco y solicité una copia de la partida de bautismo de él, la conservo como una reliquia, me la traje cuando me vine para Europa en 1.978. La contemplo muchas veces.
      Ahora con tus comentarios, he pensado en enmarcarla. Perdona la siguiente corrección, es necesaria: VIBRADO, con V, no con B. Un saludo:
      Martha Lucía González Uribe

    • juan alvarez (valdivia)

      que no le cambiem el nonbre po que es sinbolo del gran escritor gabriel por eso me emociona mucho

    • J.Hansel

      En el sur de chile muy cerca de Yumbel hay un pueblito que reune todas las condiciones para que se le llame MACONDO y es el Pueblo de Rere.Para quienes hemos sido de allá o para los que veranean en ese lugar podemos dar fe de lo que sostengo pues es una aldea de tipo colonial con un clima exelente,con sus tierras desgastadas por el efecto de las lluvias de inviernos y tambien quizás por la sobre-explotación de sus suelos.Aún se conservan ciertas tradiciones de nuestros antepasados como ser las trillas a yeguas y tambien la gran fiesta del estofado más grande en donde se comparte la comida y la amistad..En este pueblito todos nos conocemosy por generaciones nos hemos traspasado la amistad y el cariño entre nosotros. Montones de Rerinos están esparcidos por todo el mundo y cuando nos encontramos en cualquier lugar que estemos nos abrazamos y nos sentimos orgullosos de haber nacido en este lugar en donde se cobija tanta gente de bien.

    • Martha Lucía González Uribe

      Siendo del interior de Colombia, desde niña soñaba con el mar, la mar, la Madre. Al terminar materias en la Universidad Nacional de Bogotá, tenía unos ahorritos, mi papá me completó y, salí en el tren El Expreso del Sol, con rumbo al Caribe. El viaje duró 36 horas. Teníamos que bajarnos y cruzar los ríos, con las sandalias en la mano, la mochila en la espalda. Volver al tren. Inenarrable el calor de la zona algodonera... Comíamos lo que nos brindaba la gente por pocos pesos: naranjas, cocos, un poco de arroz. Se varó el tren muchas veces. Nos pusieron un bus. Me tocó sentarme en una caja de madera al lado del conductor. De pronto ví los manglares, llenos de aves zancudas rosadas, detrás LA MAR... Las Bocas de Ceniza, la desembocadura del río de la Magdalena en el mar Caribe. No tenía palabras: una gran emoción me llenaba, un sueño al fin cumplido. Y, después de descansar en Barranquilla, la Arenosa, en casa de mi amiga Flor. Partimos en autoestop, entonces se podía. En un campero llevado por dos monjas, entramos en Aracataca, Macondo. Era medio día, un calor sofocante. No importaba: estábamos en la tierra natal del Gabo. Todo el pueblo dormía, las cortinas echadas. Había burros en todas las esquinas. Cuando el pueblo despertó fuimos a la parroquia. Solicité la partida de bautismo de Gabriel García Márquez. Aquí la tengo, en Madrid España. La puedo enviar por internet. Lo que no dejo es que nadie la toque...



    Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.