Escritores proponen estrategias para fomentar el interés literario infantil

Toño Malpica, Jaime Alfonso Sandoval y Francisco Hinojosa son tres escritores que han elegido el ámbito de la literatura infantil para enriquecer al mundo de las letras y demostrar el talento narrativo que poseen.

Literatura infantilA través de sus creaciones, cada uno de ellos contribuye a acercar a los más pequeños a los libros pero, según han confesado en las últimas horas, se necesitan diversas estrategias para conseguir que la lectura sea un hábito que se adquiere y se disfruta desde temprana edad.

Los autores, indica “La Crónica de Hoy”, consideran importante colocar en las librerías orientadores que les permitan tanto a los padres como a los hijos localizar de forma sencilla e inmediata propuestas que se relacionen con la temática buscada y piensan que es fundamental cambiar la visión infantil que asocia a los textos con castigos y actividades académicas.

Desde el punto de vista de Malpica, por ejemplo, los integrantes del universo literario y las personas involucradas en los procesos educativos deberían conseguir “que los niños se acerquen a los libros por sí mismos, es decir, que pierdan por completo el miedo hacia éstos y dejen de verlos como si se tratara de reliquias de culto”.

Para lograr este objetivo, aconseja el autor, son los adultos quienes deben rodear a los más pequeños de buenas e interesantes propuestas de lectura. Una visita mensual a la librería que le permita al niño seleccionar el producto que más le ha impactado puede ser una táctica útil ya que será interpretada como un paseo que le proporciona, además de un regalo, una herramienta de entretenimiento.

Por su parte, Sandoval apuntó a la responsabilidad del entorno a la hora de iniciar o no a un chico en la lectura. “Cuando un papá o una mamá no leen y quieren que su hijo lo haga, es complicado porque la lectura es un proceso a nivel familiar”, señaló el literato mientras que su colega Hinojosa se permitió aconsejar un esquema divertido y recreativo para fomentar la curiosidad por los contenidos literarios.

“Cuando el libro es visto de manera lúdica, no solamente los niños la pasan bien y se forman lectores, sino que se entabla una relación estrecha entre el alumno y el maestro, un vínculo que en ocasiones está roto dentro del salón de clases y que podría restablecerse mediante la lectura”, describió uno de los escritores que se esfuerza a diario por lograr que cada vez existan en el mundo más lectores de corta edad.

Comentarios2

  • Elsy Alpire Vaca

    Bellísma información sobre como promover el apego a la lectura desde los hogares, cosa de que los niños y niñas aprendan el valor de adquirir conocimientos. Precioso, me fascinó leerlo. Gracias.

  • Pruden

    Difícil y, a la vez, precioso cometido. La habilidad y el entorno son fundamentales para guiar al niño hacia esos fructíferos "pastizales".
    Mucho éxito para los promotores.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.