“Tierra ignota” de Patrick White

Hay autores que nos calan tan hondo que no podemos dejar de releerlos. A mí me ocurre a menudo. Soy así de enamoradiza. No obstante, esa fascinación con algunos roza la obsesión. Tal es el caso de Patrick White a quien vuelvo con cierta asiduidad como si fuese una manía. Su estilo tan literario y a la vez tan rudo me obligó a leerle sin parar.

Vuelvo con una nueva entrega del desván de los libros perdidos; en esta ocasión la protagonista es “Tierra ignota” de Patrick White, una novela que se encuentra a medio camino entre la narrativa de exploración y la novela existencialista filosófica a la que este autor australiano nos tiene acostumbrados. ¡No se la pierdan!

Una aventura en la Australia profunda

Un viaje al corazón de Australia, en el año 1845. Una isla que hoy conocemos muy bien pero cuya historia conocida nos remite a pocos siglos atrás. Un alemán, John Ulrich Voss, parte desde Sidney al mando de una expedición cuyo objetivo es adentrarse en tierras todavía desconocidas y adivinar el espíritu que ha engendrado esta deliciosa isla.

Un grupo de aventureros entre los que viaja Laura, una de las protagonistas de “Tierra ignota”. Laura es familiar de uno de los que ha patrocinado tamaña locura y mantendrá con John una relación intensa, que sirve de hilo conductor a la historia (con esa forma tan particular que tiene Patrick de tratar las relaciones humanas donde sexo, deseo y espiritualidad se disputan la autoridad de los hechos).

Esta travesía no sólo los enfrentará a lo más violento y salvaje de la vida rústica sino que los obligará a ponerse de pie frente a sus propios fantasmas y miedos , y a llevar su supervivencia al límite. Por supuesto, White aprovecha para regalarnos una historia llena de encanto, de ese suspenso delicado, y de reflexiones en torno a la moral, donde el bien y el mal intentan hacerse con el control y anular la cara opuesta de la moneda.

A través de la lectura podremos ir descubriendo un paisaje salvaje que nos habla y que por momentos se convierte en el principal protagonista, responsable de muchas de las vicisitudes que deben enfrentar los aventureros. Y en este punto cabe una anotación: la forma en la que White nos introduce en el ambiente de sus novelas es impactante y rotundo. Es capaz de convertir un simple elemento en un fundamental eje a través del cual se encadenen los acontecimientos. ¡Tan sólo ésta es una buena razón para leer esta novela!

El aporte de White a las novelas de exploración

Sin duda la literatura le debe su popularidad a las novelas de expediciones. Al zambullirnos en historias en las que se establece una estrecha relación entre los personajes y el ambiente podemos vivir experiencias fascinantes; sin duda, la posibilidad de convertirnos en exploradores en tierra de nadie, en otra época, de la mano de escritores interesantísimos como Julio Verne, Joseph Conrad o en este caso, Patrick White, es algo a lo que los buenos lectores no podemos negarnos.

En el caso de White, sin embargo, es mucho más que eso. Porque no se contenta con narrarnos una simple historia en la que unas criaturas reconocen un entorno salvaje y lo colonizan, sino que intenta hacer un mapa de las emociones que nos permite entender en mayor profundidad las pulsiones de los personajes. Además, en sus novelas entendemos que la vida es mucho más compleja de lo que creemos, y al mismo tiempo, el secreto de todo reside en lo sencillo.

Las descripciones de White son increíbles, y nos permiten unirnos a ese cuadrilla de inquietos personajes, sintiendo a cada paso las inclemencias del mundo y procurando salvaguardar nuestro espíritu de las malas influencias. La literatura le debe a las novelas de aventuras su popularidad y a autores de la elegancia y el talento de White su prestigio.

Sin duda “Tierra Ignota” es una de las novelas que no podían faltar en este desván de los libros perdidos. Aprovecho también para recomendarles la última novela del escritor australiano, “El jardín colgate” que ha sido recientemente editada en español por Tres Hermanas Ediciones. Y, en realidad, cualquiera de sus libros, porque es uno de esos autores que te marcan a fuego.

 



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.