¿Técnicas para escribir poemas?

¿Técnicas para escribir poemas?

Hoy les traigo otro artículo de ayuda para escribir. En este caso, se trata de un texto en el que he reunido algunos de los consejos más comunes sobre cómo debe escribirse un poema y mi opinión respecto a ellos.

Cabe mencionar que, como ya lo he dicho (o escrito) más de una vez, estos textos no tienen el objetivo de adoctrinar o mostrarse como la verdad absoluta de lo que debe tenerse en cuenta a la hora de escribir. Simplemente son un rejunte de ideas que considero pueden ser de utilidad a los lectores. No obstante, creo que no deberían tomarme demasiado en serio; después de todo, escribir es contradecirse constantemente.

La mejor forma de compartir los sentimientos

Recientemente leí en el blog El Gusanito que los poemas son la mejor forma de expresar los sentimientos. Es cierto que este tipo de premisas suele abundar, pero estoy totalmente en contra de ellas. No existe una forma única ideal para expresar las emociones o las ideas, todo depende de nuestra capacidad.

Así como no todos nacemos con las mismas capacidades (algunos no pudimos dedicarnos a otra cosa que nos habría gustado), tampoco los que nacemos para una misma vocación podemos desempeñarla de la misma forma.

Salvo raras excepciones tenemos más habilidad para la poesía o para la narrativa. Cada uno sabe qué es lo mejor que hace y debe trabajar en eso. Supongo que encontrar el género o el terreno en el que mejor nos desenvolvamos significa haber dado con el espacio ideal para expresar nuestras ideas y sentimientos.

¿Por qué nos resistimos a la palabra «forma»?

«Para escribir un poema no importa la forma» ¡Otra mentira que se divulga sin temor!

Sí, sí importa la forma; lo que no significa que esta deba ser regular o siguiendo una determinada métrica. No obstante, la forma es lo que da ritmo a un poema, por lo que si escribimos lo que nos viene a la cabeza sin pensar en el esqueleto del poema, probablemente no consigamos una poesía, sino más bien un texto que se presente casi en verso.

No temamos a la forma, mejor aún, persigámosla. Aunque nos guste una poesía libre de métrica debemos recordar que la estructura también expresa algo; por tanto, encontrar la forma adecuada para nuestro poema, es una fantástica manera de llegar al lector con una creación auténtica y redonda.

¿Técnicas para escribir poemas?

La inspiración ¿siempre nos acompaña?

Otro consejo que suelen darnos es que escribamos lo que nos viene a la cabeza sin hacerlo pasar por el tamiz del razonamiento, y aunque sintamos que estamos relacionando cosas que parecen no tener conexión entre sí. Debo decir que este me parece un buen consejo; aunque creo que está incompleto.

Guiada por mi corta experiencia y la gente que he conocido que se dedica a este trabajo, me atrevería a afirmar que hay miles de formas de trabajar, quizás tantas como poetas existen. Hablaré de mi caso.

Cuando escribo suelo tener una idea más o menos clara y escribo todo (absolutamente todo) lo que me viene: a veces con más impulsividad que otras. Sin embargo, esa sólo es la primera parte de la escritura. Después dejo los poemas unos días (a veces semanas, o incluso meses) y cuando regreso a ellos, intento comprender lo que he querido poner en cada verso, con cada palabra. Debo reconocer que termino cambiando la mayoría de las frases. La idea suele quedar intacta, pero intento buscar formas más poéticas (según mi forma de entenderlo) que lo expresen y que mis versos sean lo más claros posible, para evitar dar un mensaje difuso.

Este creo que es uno de los mayores problemas de la poesía, al menos lo es para mí; muchas veces hay frases que nos gustan muchísimo pero que no aportan al poema o que lo vuelven contradictorio. Y, a menos que hayamos buscado la contradicción, esto puede entorpecer muchísimo la lectura y hacer de un buen poema, algo ininteligible.

¿Técnicas para escribir poemas?

Escribir movidos por la inspiración. ¿Cuántos lo hacen? Conozco pocas personas que escriben de corrido, gracias a la loca de la casa. Quiero decir: es genial estar inspirados, pero con eso no hacemos nada. Hay que trabajar muchísimo si queremos mejorar; porque si no crecemos, la inspiración siempre nos llevará al mismo punto: ese espacio ya conocido en el que sabemos lo que decimos, en el que cada palabra tiene un significado único y en el que nosotros no cambiamos.

Supongo que antes deberíamos definir qué clase de poeta queremos ser: aquellos que van metamorfoseando y creciendo y ofreciendo algo cada vez más cuidado, o los que han encontrado la fórmula que sabe que funciona y se quedan ahí. Eso sí, si deseamos ser de la primera clase puede que debamos despedirnos de acudir a cuanto ciclo y tertulia poética surge ya que tendremos que dedicar muchísimo tiempo a perfeccionarnos y a escribir. ;)

Escribir cuando no estamos inspirados, al principio, puede resultar sumamente difícil; no obstante, cuanto más escribimos más momentos de inspiración surgen, al menos eso me ocurre a mí. Quizás porque nos sentimos motivados y los engranajes se encuentran bien aceitados y, al no detenerse consiguen alcanzar un ritmo de trabajo que se retroalimenta.

Si bien hay que trabajar durísimo, a veces sin la compañía de la inspiración. La loca de la casa a veces nos visita; y cuando lo hace es probable que sea en los lugares menos propicios (en el metro, en casa de un amigo, en la calle, en el supermercado…) hay una solución ya vieja y conocida para este problema: llevar siempre con nosotros una libretita donde anotar aquellas ideas o frases que nos chifla la visitante.

¿Técnicas para escribir poemas?

 

5 consejos ¿útiles?

  • Diccionarios: a veces nos surgen palabras que no sabemos qué significan o que solemos utilizar mal, por eso chequearlas nunca está demás.
  • Palabras que riman: intentemos romper con el impulso de palabras comunes que riman, busquemos aquellas que menos se parezcan, y seguro surge una buena combinación (evitemos lo predecible)
  • Diversos estilos: inventemos pareados, adivinanzas y poemas caligráficos con todo lo que se nos ocurra; así incentivamos al duende a que nos ayude a encontrar las palabras que necesitamos.
  • Poemas lingüísticos: intentemos conocer a fondo el sentido de las palabras que utilizamos y reforcemos así las variaciones del vocabulario.
  • Imaginación: dejémonos llevar por la imaginación al escribir y utilicemos mucho los razonamientos cuando corrijamos.

¿Técnicas para escribir poemas?

Comentarios4

  • Rapsodico

    Amén ;)

  • esthelarez

    a tus recomendaciones agregaría leer, leer, leer desmedidamente, con locura y con pasión toda clase de temas.
    el re-escribir, permite perfeccionar, muchas veces la forma de presentar las ideas, otro de los factores se que busca mejorar con la re-edición permitida en el portal por ejemplo, la cual fue suspendida en los fusionados.

    saludos Tes

  • el jota

    Siempre que pienso en palabras busco sinónimos para ver que otra palabra puedo usar también con la misma intención, eso me funciona mucho...

    • el jota

      Re-leyendo el post, puedo decir varias cosas. Lo primero que busco es la intención o el motivo, es decir, ¿Qué quiero decir? A partir de allí voy escribiendo, no tengo una forma específica aunque sí manejo parte versos libres y parte versos con rima, porque no me gustan las rimas forzadas pienso que todo se va escribiendo poco a poco. Y como dije en el otro comentario, trato de usar palabras con sus sinónimos para no repetir tanto una palabra. El título lo puedo poner antes o después y puedo cambiar algunas frases o palabras desde su nacimiento y en el crecimiento del mismo. Siempre trato de darle un fondo global, una superficial y otro profundo para que no sea para una persona específica sino que todos puedan interpretarla a su manera.

    • Tes Nehuén

      ¡Muchas gracias por sus comentarios! Un abrazo a los tres!



    Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.