Recursos literarios más utilizados en el lenguaje poético. Poesía IV

Cuarta entrega del ciclo «Poesía». ¿Cuáles son los recursos literarios más usado en el género poético?

 
Ya hemos hablado en «Poesía» de las partes de un poema y de las pausas y el encabalgamiento.

Hoy toca seguir por esa búsqueda de escritura poética, hablaremos sobre los recursos literarios más útiles para usar en nuestra poesía.

En este ciclo corto, tratamos de ofrecerte ideas o de brindarte herramientas para que puedas poner en práctica en tu propia poesía. Si tienes dudas específicas, déjanos un comentario y trataremos de escribir sobre el tema que te interesa en futuras entregas.

Qué son los recursos literarios

Se conocen con el nombre de recursos literarios aquellas estrategias del lenguaje que sirven para otorgarle al discurso un determinado sentido. Suelen ser muy frecuentes en todos los géneros relacionados con la literatura de ficción y los géneros líricos.

Se los conoce también como figuras retóricas y son herramientas que se usan en la escritura para dotar al discurso de un mayor impacto.

Los recursos literarios sirven para potenciar el sentido de nuestro discurso. Gracias a ellos pueden producirse giros e introducir guiños y matices al lenguaje. Son formas de decir las cosas que difieren de las formas racionales o directas.

Esto significa que podemos decir algo contradictorio, incorporar la ironía en nuestro mensaje, relacionar elementos que aparentemente no guardan relación alguna, etc. Todo esto con el único objetivo de dotar a la comunicación de una versatilidad que el lenguaje directo no ofrece.

Pero los recursos literarios no son exclusivos del lenguaje escrito, también en el día a día podemos valernos de ellos para enriquecer nuestra comunicación. Si pensamos en los relatos orales o en las anécdotas que intentamos contar para producir un cierto efecto en el hablante, notaremos que tiramos de diversas figuras retóricas para conseguirlo.

Los recursos literarios de los poemas

En el terreno de la poesía hay numerosas figuras literarias que se suelen aplicar.

A continuación te contamos cuáles son las más comunes.

Anáfora

Una frase que se repite a lo largo del discurso y que sirve para enfatizar o intensificar ciertas sensaciones.

Antítesis

Consiste en incluir en un mismo verso ideas o palabras de sentido opuesto a lo que realmente se desea expresar.

Seguramente, es uno de los recursos literarios más populares en el terreno de la poesía.

Apóstrofe

Es un tipo de recurso que sirve para interrumpir el hilo del discurso incorporando una plegaria o pensamiento que permita crear un lazo cercano con el lector.

Comparación

Permite comparar dos ideas o sentimientos. Se parece a la metáfora, pero en este caso aparecen ambos objetos, el objeto de comparación y el comparado; se introducen mediante un nexo como «cual» o «como».

Vamos a iluminarlo con un fragmento de Eileen Myles.

Epíteto

Es un recurso también muy frecuente, que consiste en adjetivar sustantivos sin añadir ninguna información sobre ellos.

Te dejamos un verso de Lola Mascarell para que lo comprendas mejor.

Hipérbole

Este recurso sirve para crear una conmoción en el interlocutor introduciendo una frase exagerada. Se exagera en lo dicho para que la reacción del otro sea intensa.

Metáfora

Es una comparación en la que no aparece el objeto con el que se compara al objeto/sujeto de la frase.

Es un recurso muy frecuente, más rebuscado que la comparación y muy útil en ciertas situaciones.

Como ejemplo, te dejamos estos versos de Valeria Correa Fiz.

Metonimia

Es un recurso muy próximo a la metáfora que consiste en nombrar una cosa en lugar de otra, exige un giro en la frase, un cambio semántico, que sirve para otorgarle nuevos matices al discurso.

Entre las dos partes que interviene puede establecerse una relación de causa-efecto, de contenido-contenedor, símbolo-referente, lugar-persona, parte-todo, materia-objeto. Una muy frecuente en el mundo de la literatura es sustituir la obra de un autor por su nombre.

Oxímoron

Es un bonito recurso muy utilizado. Consiste en adjetivar un sustantivo con un calificativo contrario al que le corresponde.

Paradoja

Es otorgarle al mensaje un sentido peculiar, relacionando elementos que no tienen cercanía semántica, pero dándole una. Es un tipo de contradicción totalmente poética.

Este verso de Aurora Luque puede servir de ejemplo.

Personificación

Consiste en otorgarle a una persona cualidades propias de los animales o de los objetos.

Este fragmento de Concha Méndez puede ser un buen ejemplo.

Comentarios1

  • ingrid chourio de martinez

    Fabuloso tema de los recursos literarios, son mi pasión y los trabajo frecuentemente con mis alumnos. Por lo tanto este espacio sería una fuente primordial para ellos. Gracias por tanta información. No había podido entrar por problemas con la Internet. Necesito el material anterior ¿Cómo lo consigo?

    • Tes Nehuén

      ¡Me alegra mucho que les sirva el material, Ingrid! 🙂 Respecto a lo que preguntas. En la introducción del artículo están los enlaces a las entregas anteriores: las partes, las pausas y el encabalgamiento fueron los temas. Sólo tienes que cliquear en cada una de ellas y accedes al enlace del texto correspondiente.

      • ingrid chourio de martinez

        Bendecido día y gracias por la información, muy amale.



      Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.