Descubre las novelas más cortas de la historia (I)

La historia de la literatura nos ha legado obras de todo tipo y entre ellas unas que, además de por su calidad, han destacado porque son realmente extensas. Este sería el caso, por ejemplo, de It (1986) de Stephen King o de Los miserables (1862) de Víctor Hugo.

No obstante, también nos encontramos con libros que son todo lo contrario a esas y precisamente en esos queremos ahora detenernos. Sí, queremos que descubras algunas de las novelas más cortas de la historia. ¿Te animas?:

Pedro Páramo

El escritor mexicano Juan Rulfo (1917 – 1986) es el autor de esta novela corta, que fue publicada en 1953 y que se convirtió en uno de sus grandes éxitos. Es más, hoy está considerada un clásico de la literatura universal.

Cuenta la historia de Juan Aparicio, un hombre que viaja hasta el pueblo de Comala para intentar dar con el paradero de su padre, Pedro Páramo. Al llegar allí se topa con un lugar sin vida y lleno de misterio donde descubrirá no solo que su progenitor está muerto sino que muchas de las personas del lugar, que se dan en llamar todas Páramo, son sus hermanos.

El gran Gatsby

Francis Scott Fitzgerald (1896 – 1940) fue quien en el año 1925 llevó a cabo la publicación de esta otra novela corta, que no supera las 200 páginas. Se ha convertido en otro libro imprescindible de la literatura universal de todos los tiempos e incluso se ha adaptado a la gran pantalla.

La historia como escenario los años 20 en Estados Unidos. Allí es donde Jay Gatsby, un acaudalado hombre de negocios que se ha convertido en figura importante de la sociedad de aquel momento tanto por su fortuna como por las espectaculares fiestas que celebra cada noche. No obstante, detrás de ese éxito, lujo y alegría se encuentra una gran soledad.

El coronel no tiene quien le escriba

En numerosas listas que destacan las mejores novela del siglo XX se encuentra esta, publicada en el año 1965, que es corta y que está escrita por Gabriel García Márquez (1927 – 2014), Premio Nobel de Literatura en 1982.

Como su propio título indica, el protagonista no es otro que un viejo coronel, un veterano de la Guerra de los Mil Días, que malvive como puede junto a su esposa asmática en una villa en la costa de Colombia. La situación en la que se encuentran es realmente grave a nivel económico y eso que él lleva quince años esperando para que le llegue la confirmación de su pensión como veterano de guerra. De ahí que cada día vaya hasta la oficina de correos para conocer si ha tenido correspondencia.

Mientras le llega esa pensión, se plantea ganar dinero a través de un gallo de pelea, que fue la herencia que le dejó su hijo fallecido.

Estas son algunas de las novelas más cortas de la historia de la literatura, pero no las únicas. En un próximo artículo te desvelaremos algunas más.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.