La memoria de España en Almudena Grandes

Almudena Grandes entró en la literatura por la puerta grande, su primera obra “Las edades de Lulú” fue extraordinaria y se llevó el XI Premio La Sonrisa Vertical. Se trató de una novela erótica, cuando el erotismo aún estaba reservado para ciertos autores elitistas y no era del todo bien visto. Esta obra fue llevada incluso al cine y le ha dado a la autora un cierto prestigio internacional, tal es así, que fue traducida a 19 idiomas.

Almudena es una mujer frontal, clara tanto a la hora de escribir como de expresarse de forma oral, que tiene claros cuáles son sus ideales y que pelea por ellos, una mujer de carácter, de armas tomar, que se apasiona muy fácilmente con algo y lo busca a toda costa, a quien las expresiones: “me encanta”, “me apasiona”, “me fascina” le fluyen con facilidad y con un brillo en la mirada, que puede emocionar hasta al ser más frío.

 

Literatura y política

Almudena está casada con el reconocido poeta Luis García Montero y es una mujer de gran influencia a nivel político en lo que a izquierda se refiere, e incluso ha estado presente en actos de denuncia contra los malos tratos de la mujer y una gran cantidad de otros, compartiendo escenario en varias ocasiones con Joaquin Sabina.

Es una mujer que lucha por la justicia, lo hace cuando escribe y tampoco se queda atrás a la hora de hablar en público y expresar lo que piensa.

Asegura que le preocupa la sociedad y que en sus obras desea ofrecer una semilla que incentive al cambio, que no le basta con ofrecer buenas historias o entretenidas anécdotas, quiere generar un cambio en sus lectores, espera que aquellos que la lean entiendan todo lo que hay de fondo en el desarrollo de una sociedad y hagan lo que tienen a mano para modificar su derredor.

Almudena descubrió su vocación literaria al leer a Benito Pérez Galdós, gracias a él se apasionó de forma intensa por las letras y desde entonces no ha cesado de producir fantásticas obras.

La novela histórica en Almudena

En los últimos años ha trabajado en una seguidilla de novelas que conforman “Episodios de una guerra interminable”. La primera de las obras se llama “Inés y la alegría” y entre todas significan un importante aporte que la autora hace para entender la historia española, en un intento por recuperar la memoria histórica.

Cabe destacar que Perez Galdós es famoso por sus novelas histórico-bélicas, por eso no es para extrañarse que en esta nueva etapa de su vida, Almudena decida dedicarse a escribir acerca de la vida de España, de los conflictos políticos que llevaron al país a ser lo que hoy es.

Detrás de esta obra hay muchísima labor de investigación y una intensa entrega, y la autora asegura, que con esta propuesta sabe que tendrá trabajo hasta el 2017, lo que asegura que la llena de felicidad. “La vida que me gusta a mí es estar escribiendo en mi casa con las zapatillas”, dice.

“Inés y la alegría”

Con el personaje de Inés, Almudena, afirma que regresa al estilo de protagonistas de sus primeras novelas: mujeres aplicadas y capaces de apasionarse con locura por algo e intensas como las que más.

La historia comienza cuando el ejército de la Unión Nacional Española invade el valle de Arán, un episodio muy conocido, acontecido en la posguerra española. La autora narra de una forma espléndida cómo unos 4.000 hombres entraron por el valle de Arán bajo un plan militar bien organizado.

Almudena dice que esta especie de vorágine por la historia de España le entró hace ocho años, cuando se documentaba para escribir “Corazón helado”, y descubrió que pese a que creía saber mucho de historia, sabía más bien poco, y entonces comenzó a leer más y más, al punto de llegar a obsesionarse.

A partir de entonces fue que se sintió la necesidad de escribir la historia de Inés, como el comienzo de seis novelas que narren las guerras en España. Todas son historias que se ubican en un contexto histórico real pero con personajes de ficción y los que son reales interactúan en la novela, igual que en Galdós. Entre sí las novelas compartirán personajes, pero serán independientes las unas de las otras. En “Inés y la alegría” aparece la que será la protagonista de la tercera novela y un personaje que aparece en la segunda, de este modo las historias podrán entrelazarse pero no serán consecutivas.

Almudena y la escritura

Almudena cuenta que siempre escribe a partir de una imagen, a partir de ella se hace preguntas y al responderlas, comienza a crearse la historia en su mente; por ejemplo, en su última obra, se inspiró en una mujer montada a caballo llevando una sombrerera con rosquillas y las preguntas que se hizo fueron: ¿Por qué esta mujer puede llegar a caballo hasta Arán? Porque está en Lérida. ¿Y por qué lleva rosquillas? Porque es cocinera. ¿Y por qué es cocinera? Porque ha estado recluida en un convento, etc.

Se trata de un proceso lento y misterioso, pero sumamente gratificante; Almudena cuenta que comienza a escribir las historias mucho antes de tomar un papel y sentarse a escribir, lo hace en su cabeza y luego comienza: primero se cuenta la historia de cada personaje, luego realiza una cronología para ubicar a cada personaje donde le corresponde y luego le da la estructura a la historia.

Les dejo un vídeo de una entrevista que me ha resultado sumamente interesante. ¡Disfrútenla!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.