Lectura de dos poemas de Nazik Al-Malaika

Te recomendamos dos poemas de Nazik Al-Malaika.


De la obra de Nazik Al-Malaikahan sido traducidos sólo algunos poemas al español, algunos que pertenecen a libros de antología de poesía árabe. Y es una pena que no haya traducciones de su obra completa, teniendo en cuenta que es una de las grandes autoras del siglo XX. Por esto y porque los poemas de Al-Malaika que he leído me han conmovido profundamente es que creo que deberíamos leerla. Leerla es enamorarnos para siempre de una forma de pensar y sentir la poesía.

Hoy conmemoramos el aniversario de su nacimiento y por eso he pensado en publicar este artículo. Van aquí algunos apuntes sobre dos poemas de esta autora iraní que me resultan deslumbrantes. Me baso en estas traducciones, publicadas en Batalla de Papel, y espero animarte a que la leas.

«Yo»

En cualquier biografía que encontremos de Nazik Al-Malaika descubrimos que toda su obra gira en torno a tres temas: la naturaleza, con la que tenía una estrecha relación, la política y la noche. Que son, seguramente, los temas que más la interpelaron.

En algunos de sus versos encontramos el miedo metido en la piel ante las diversas dictaduras que le hicieron dudar de su palabra, y toda una revisión del dolor provocado por los que de un modo u otro han conseguido dominar el ánimo del pueblo. Esto es para mí lo más interesante de su poesía; la razón por la que vuelvo a ella siempre.

En su poema «Yo» la autora intenta mirarse desde fuera, y se descubre intentando sobrevivir al pasado en nuevas palabras; aprovechando del lenguaje lo que la conecte con la vida.

Hay un eco vago de pérdida, de desolación, pero el ritmo del poema también es combativo, lo que otorga luminosidad a todo el poema. Leer a Nazik Al-Malaika es descubrir que detrás de la desolación podemos hallar esa sonrisa, porque pese a la certeza de que todo muere, rescatar la chispa del instante, la búsqueda identitaria, el vuelo del cóndor, es un noble objetivo. Pese a la muerte segura, Nazik nos anima a forjarnos desde el hielo, desde el tiempo, desde la esencia. Es éste un poema extraordinario que nadie debería dejar de leer.

«Calendario»

Este es otro poema maravilloso de Nazik Al-Malaika. En él encontramos una voz rasurada por la pérdida, que atraviesa la culpa por la desaparecida memoria histórica. Y en algún sentido puede leerse como una elegía a la Antigua Persia, a ese reino olvidado y aplastado por otra cultura, que ahora yace en tinieblas.

A lo largo de los versos la autora se afana en una búsqueda contra el territorio lleno de huesos, con el deseo de llegar a lo más hondo y rescatar algo de tanto naufragio. Pero el resultado es frustrante: lo extraviado, ha perecido para siempre.

A través de este viaje de inquietud poética podemos vislumbrar la historia de un pueblo arrasado por la voluntad de otro más poderoso; un pueblo que ha ido perdiendo su fuerza, su esencia y su identidad al verse subyugado por la ambición de otro. Algo que no podemos evitar relacionar con la vida que nos rodea, con el mundo que habitamos, y con ese país hermoso de Al Malaika y sus desdichas históricas.

Termino con estos versos que son los últimos del poema, y que me parecen extraordinarios:

En la poesía de Al-Malaika hay mucho de desesperación frente a un presente y un futuro que acaban con todo. El corazón se apaga porque los grandes misterios quedan sin resolver, mientras los hombres se matan, y las mujeres huyen. El olvido tiende su carpa y arrasa con la piedad. Sin lugar a dudas en su poesía podemos encontrar respuestas a inquietudes íntimas, pero sobretodo su forma de mirar la historia de su pueblo también es válida para la de todos. Su forma de captar el desbaste de la guerra es seguramente común a todas las civilizaciones que han sido (y continúan siendo) arrasadas por la guerra, por la ambición de esos dos o tres países que controlan el futuro de los demás.

Evidentemente, tenemos que leer más a Al-Malaika; ¡ojalá que pronto contemos con mucho más contenido en nuestro idioma de la obra de esta maravillosa autora! Mientras tanto, leamos lo que encontremos, porque vale la pena.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.