Las novelas de Dulce Chacón

A punto de cumplirse el octavo aniversario del fallecimiento de la poeta y escritora Dulce Chacón queremos hacer en este artículo un recorrido por las novelas que realizó esta autora. Una artista que hoy vuelve a estar de actualidad tanto por la próxima celebración en su tierra natal (Zafra) de una Semana de la Literatura sobre su figura como por el éxito que ha cosechado en el cine la película que se basa en su libro homónimo La voz dormida.

Por todo ello, vamos a analizar las novelas que marcaron un hito profesional en la carrera de esta escritora que siempre estuvo comprometida en diversas causas sociales y políticas tales como el fin de la Guerra de Irak, la recuperación de la memoria histórica o la lucha contra la violencia de género.

Precisamente sobre este último asunto trata la primera novela que realizó Chacón: Algún amor que no mate. En el año 1996 fue cuando vio la luz este breve relato, de gran éxito, que gira entorno a la figura de Prudencia, una mujer que está enamorada de su marido y que tiene que soportar los celos, desprecios y traiciones de este.

Un sufrimiento constante es el que vive la protagonista pero no ya por todo lo citado sino también porque ella es víctima de los malos tratos a los que este le somete frecuentemente.

Una fémina es nuevamente el eje central de la novela Blanca vuela mañana que fue publicada en el año 1997. En este caso su protagonista debe superar el miedo a la soledad para conseguir romper su relación y comenzar una nueva vida en la que pueda encontrar todo aquello que anhela, entre otras cosas, un amor verdadero de esos que superan todas las barreras que se pongan por delante.

La línea que se plantea en este mencionado libro es la que sigue también el trabajo titulado Háblame, musa, de aquel varón, de 1998. En él otra mujer tiene que enfrentarse al enfriamiento que está sufriendo su matrimonio, donde cada vez más el silencio se está interponiendo entre los cónyuges.

Junto a este eje central estarán muy presentes conflictos sociales de vital importancia tales como la xenofobia o la violencia.

La Guerra Civil Española y Dulce Chacón

Otro de los temas que más preocuparon a Dulce Chacón a lo largo de su trayectoria vital y literaria fue la Guerra Civil Española. Precisamente de ella habla en su novela Cielos de barro que publicó en el año 2000 y que obtuvo el Premio Azorín.

En esta, que da comienzo con un misterioso asesinato, el protagonista es un hombre que tendrá que ser testigo del mencionado conflicto bélico y de la posguerra lo que hará que tenga que ver y vivir el odio, la venganza, la crueldad de los vencedores y el horror de los vencidos.

Línea que es desarrollada también en la obra más conocida de esta autora, y que ha sido llevada recientemente al cine de la mano del director Benito Zambrano: La voz dormida (2002). Un duro pero a la vez hermoso relato que toma como escenario la posguerra para poder acercarnos a la figura de varias mujeres (Hortensia, Tomasa, Reme…) que, debido a sus ideales, viven encarceladas en la prisión de Las Ventas en Madrid.

En dicha cárcel intentan sobrevivir como sea pero siempre manteniendo sus convicciones e ideales pues son los que las siguen haciendo fuertes y llenas de dignidad.

En historias reales se basó Dulce Chacón para desarrollar este trabajo que ha gozado de un gran éxito entre el público y con magníficas opiniones por parte de la crítica. Y es que en él puso todo su corazón, su alma y sus pensamientos sobre la fortaleza femenina y el papel que la mujer ha desempeñado a lo largo de los años a pesar de que la historia y la sociedad quisiera relegarla al más absoluto oscurantismo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.