Curiosidades de Cristobalina Fernández de Alarcón

A pesar de que durante siglos la sociedad ha querido acallar y menospreciar la bibliografía de muchas escritoras, estamos en un momento donde ahora se puede y se debe reconocer la labor de esas plumas que permanecieron en un segundo o tercer plano, pero que estaban a la altura de los más ilustres autores de su época. Y este sería el caso de Cristobalina Fernández de Alarcón (1576 – 1646).

Se trata de una poetisa del Siglo de Oro que nació en Antequera (Málaga) y que consiguió despertar el recelo de muchos de los escritores del momento por la calidad de sus trabajos y por el éxito que tenía.

Para que puedas conocerla un poco mejor, a continuación, te vamos a dar a conocer algunas curiosidades de su vida y de su obra:

  • Nació en el seno de una familia acomodada y su padre ejercía como escribano.

  • Desde temprana edad recibió una buena formación, de la que se encargó especialmente su tía (Beatriz de Rivera). En concreto, se hizo hincapié en que aprendiera Gramática y Lenguas Clásicas y de ello se encargó Juan de Aguilar.

  • Cristobalina Fernández de Alarcón pasó a formar parte de un grupo de mujeres humanistas, conocidas como Las Latinas, en el que también se encontraban Beatriz Galindo, Lucía Medrano o Francisca Nebrija. Este grupo no gustaba a Francisco de Quevedo que no dudaba en llamarlo de manera despectiva como Hembrilatinas.

  • Se casó en dos ocasiones y la primera vez fue con 15 años. Tuvo cuatro hijos con su segundo esposo, que era más joven y al que le pagó los estudios.

  • No obstante, hay que destacar que mantuvo una relación platónica muy importante en su vida que le marcaría para siempre. Fue con el poeta antequerano Pedro Espinosa (1578 – 1650), que despechado por el segundo matrimonio de ella se convirtió en sacerdote. Precisamente esta relación platónica la inspiró para darle forma a Canción amorosa.

  • Fue una mujer muy luchadora que se encargó de administrar muy bien los bienes que poesía.

  • Tanto el mencionado Quevedo como el también poeta cordobés Luis de Góngora criticaron en numerosas ocasiones a esta escritora. ¿El motivo? Que consiguió ganar varios certámenes literarios.

  • A pesar de que tuvo el rechazo de algunos coetáneos, logró también las alabanzas de otras grandes autores del momento. Este sería el caso de Lope de Vega que, tras visitarla en su ciudad natal, no dudó en hacerla presente en su obra Laurel de Apolo. En este trabajo hace referencia a aquella como ‘musa antequerana”.

  • Su belleza, su inteligencia y su gracia cautivaron a muchos hombres a lo largo de su vida. Tanto es así que se la conocía como “La dulce antequerana Clío”. No obstante, no se ha conservado ningún grabado o pintura de Cristobalina Fernández de Alarcón que nos pueda permitir conocer hoy su imagen.

  • Aunque escribió una gran cantidad de poemas, solo quince han conseguido sobrevivir al paso del tiempo y entre ellos el más conocido es uno que llevó a cabo para celebrar la beatificación de Santa Teresa de Jesús. Precisamente ese fue premiado en certamen poético que tuvo lugar en Córdoba en el año 1616.

  • La evidencia más palpable de que, a pesar de las críticas y de la sociedad del momento, era una gran poetisa y reconocida por muchos es que dos de sus poemas se incluyeron en una antología de poetas españoles del siglo XVII titulada Flores de Poetas Ilustres de España.

Comentarios1

  • Nuria de espinosa

    Un post muy interesante. Una poeta que mereció más destaque. Pero en un mundo de hombres era difícil.
    Me encantó

    • María Merino

      Muchas gracias por tus palabras, Nuria.



    Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.