Acerca de León Rozitchner

Acerca de León Rozitchner

La filosofía se encuentra íntimamente ligada a la literatura.  Se necesitan y se enriquecen mutuamente. Algunos filósofos escriben como tales; algunos escritores lo hacen como filósofos. Otros, consiguen ubicarse al límite de cada disciplina y ofrecer obras que pueden cautivarte vengas del lado que vengas.

Es el caso de Rozitchner, cuya obra es intelectualmente fascinante. Y que, a la vez, posee una calidad literaria que lo convierte en un intelectual indispensable en ambos campos. Su labor ha sido intachable y por eso siempre da gusto volver a escribir sobre él y recomendar su lectura.

Una vida entregada a la filosofía

León Rozitchner nació en 1924 en Chivilcoy, una ciudad preciosísima ubicada en el centro de la provincia de Buenos Aires. Fue un filósofo y psicoanalista que ejerció mucho tiempo como docente. Pero posiblemente lo más relevante de su vida haya sido su implicación con las situaciones sociales y culturales desde el punto de vista filosófico.

Cabe aclarar que fue el progenitor del también conocido intelectual Alejandro Rozitchner.

Algunas de sus obras más recomendables fueron «Freud y los límites del individualismo burgués», «Las Malvinas: de la guerra sucia a la guerra limpia» y «La cosa y la cruz: cristianismo».

Escribir a contramano es algo que a muy pocos se les da bien. Mejor aún, se trata de una actitud que muy pocos se atreven a tomar. Escribir desde la incomodidad para incomodar, desde el absurdo para demostrar lo exageradamente absurda que es la existencia, son las grandes virtudes de los pocos grandes.

Rozitchner contaba con ella y por eso, aunque desde su muerte se intenta entibiar su discurso para volverlo unificador de masas, sabemos que ese no es su lugar, porque no es el que buscó durante su vida. Férreo defensor de los derechos de los olvidados, como los jóvenes cruelmente enviados a luchar en Malvinas o los excluidos que nadie nombra, a quienes dedicó su lucha.

Acerca de León Rozitchner

Viajar a contracorriente

León tenía una filosofía de vida, que la llevaba también a la escritura, que era la de decir cuanto pensaba sin miedo a las represalias. Expresaba sus ideas sin el deseo de evitar los conflictos, yendo más bien a su encuentro. A través de su obra podemos entender que los conflictos son el punto de partida para los cambios, y que oponerse a los regímenes es la única forma posible de sobrevivir al maltrato, la corrupción y la usurpación de las propias libertades.

Una de las cuestiones que más espacio ha adquirido en la filosofía en los últimos tiempos es la cuestión judía; tal es así que la editorial Gedisa ha reunido una serie de textos de importantes intelectuales (como Bensaïd, Rosdolsky y Rozitchner mismo) en el que cada uno expone su particular investigación.

En el caso de Rozitchner presenta un ensayo en el que plasma su preocupación por el sionismo colonialista, contrario a esa política extremista a la que condenaba sin tapujos.

Lo interesante de ese estudio es su carácter de laico. Podría considerarse una filosofía judía de la liberación, donde la teología y la metafísica no tienen lugar. Atacando de este modo al judaísmo, tal como ha sido conformado por sus dominadores; es decir, el que predomina en el Estado de Israel en la actualidad.

Acerca de León Rozitchner

Dice:

Así expresa que la solución a la problemática reside en la emancipación del capitalismo y de la racionalidad cristiana occidental. Y, a la vez, a la superación del judaísmo construido por la dominación capitalista cristiana.

Erradicar el término holocausto

Y la exposición de Rozitchner no se queda ahí, critica la forma religiosa de denominar el exterminio de judíos durante la Segunda Guerra Mundial (holocausto), argumentando que en realidad se trató de un genocidio terrenal. El cual fue motivado por una política de reordenamiento capitalista del mundo. Cabe mencionar que en su etimología más antigua, un holocausto era un sacrificio ofrecido a Dios para expiar algún pecado o culpa.

Si se continúa utilizando el término para denominar el asesinato masivo de judíos durante el nazismo, dice León; de algún modo se está aceptando ese hecho como un castigo enviado por dios. Como si se tratara de algo místico y hasta necesario para la vida de la humanidad.

Acerca de León Rozitchner

Rozitchner aclara que sus culpables fueron de carne y hueso, con uniforme militar y mucho dinero en la billetera. Me parece sumamente interesante esta forma de eliminar ciertos términos religiosos y laicizar la cultura a fin de que los verdaderos culpables no sigan evadiendo su responsabilidad y que la historia deje de ampararlos directa o indirectamente.

Y, por supuesto también critica el capitalismo radical y su «democracia» (siempre la escribe entre comillas, por evidentes razones). De hecho, es una obra que incluye temas relevantísimos para entender la historia de la humanidad y sobre todo, el inmenso daño que han causado sobre ella las religiones.

Cuestiona el genocidio sistemático efectuado por la Iglesia Católica en nombre de dios y propone una filosofía de vida donde el individuo sea el verdadero núcleo de la historia y no el soporte manipulable por los poderes dominantes. Una interesante visión para estos tiempos de imposiciones y represión intelectual.

No hay mucho más para decir. Siempre estamos a tiempo de conocerle y de empaparnos de sus palabras siempre lúcidas y adecuadas a nuestro tiempo (sea éste cual sea).

Espero que disfruten muchísimo y, sobre todo, que Rozitchner les haga pensar y salirse de las normas ;).

Acerca de León Rozitchner



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.