Enrique Larreta

Al hacer foco en la corriente modernista de la literatura de Hispanoamérica adquiere relevancia la figura de Enrique Larreta. Este hombre, integrante de una adinerada familia, repartió su tiempo entre las actividades académicas, la escritura y la diplomacia, por eso hoy vamos a hacer foco en su vida y obra.

Su nacimiento, ocurrido el 4 de marzo de 1875 en Buenos Aires, fue resultado del amor entre Adela Maza Oribe y Carlos Rodríguez Larreta. Tras completar el secundario en el por entonces Colegio Nacional Central, quien fuera integrante de la Real Academia Española asistió a la Universidad de Buenos Aires para especializarse en Derecho.

Hoy en día, su figura sigue vigente a través de su legado cultural y por medio de iniciativas que honran su nombre, como el caso de una calle de la provincia española de Ávila y del museo de arte español situado en el barrio porteño de Belgrano.

Enrique Larreta, según se advierte al repasar su trayectoria, enriqueció con su creatividad al mundo de las letras pero además dio clases de Historia y ocupó el cargo de embajador en territorio francés. Entre 1915 y 1916, este argentino que asistió a la Exposición Iberoamericana de Sevilla vivió en Biarritz.

“Artémis”, una nouvelle de su autoría creada en 1896, marcó el inicio de su camino como escritor. Sin embargo, fue “La gloria de don Ramiro”, una propuesta lanzada en 1908, su trampolín a la fama internacional. “Zogoibi”, “Gerardo o la torre de las damas” y “La calle de la vida y de la muerte” son otros títulos de su producción.

Este miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes y de la Academia Argentina de Letras también dirigió la película “El linyera” y elaboró varias obras teatrales.

El 6 de julio de 1961, este afamado autor encontró la muerte en Buenos Aires y, para su descanso eterno, se eligió al aristocrático cementerio de Recoleta.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.