Pablo Neruda

José Miguel Carrera (1810)

 Poema siguiente

E P I S O D I O

DIJISTE Libertad antes que nadie,
cuando el susurro iba de piedra en piedra,
escondido en los patios, humillado.

Dijiste Libertad antes que nadie.
Liberaste al hijo del esclavo.
Iban como las sombras mercaderes
vendiendo sangre de mares extraños.
Liberaste al hijo del esclavo.

Estableciste la primera imprenta.
Llegó la letra al pueblo oscurecido,
la noticia secreta abrió los labios.
Estableciste la primera imprenta.
Implantaste la escuela en el convento.
Retrocedió la gorda telaraña
y el rincón de los diezmos sofocantes.
Implantaste la escuela en el convento.

C O R O

Conózcase tu condición altiva,
Señor centelleante y aguerrido.
Conózcase lo que cayó brillando
de tu velocidad sobre la patria.
Vuelo bravío, corazón de púrpura.

Conózcanse tus llaves desbocadas
abriendo los cerrojos de la noche.
Jinete verde, rayo tempestuoso.
Conózcase tu amor a manos llenas,
tu lámpara de luz vertiginosa.
Racimo de una cepa desbordante.
Conózcase tu esplendor instantáneo,
tu errante corazón, tu fuego diurno.

Hierro iracundo, pétalo patricio.
Conózcase tu rayo de amenaza
destrozando las cúpulas cobardes.
Torre de tempestad, ramo de acacia.
Conózcase tu espada vigilante,
tu fundación de fuerza y meteoro.
Conózcase tu rápida grandeza.
Conózcase tu indomable apostura.

E P I S O D I O

Va por los mares, entre idiomas,
vestidos, aves extranjeras,
trae naves libertadoras,
escribe fuego, ordena nubes,
desentraña sol y soldados,
cruza la niebla en Baltimore
gastándose de puerta en puerta,
créditos y hombres lo desbordan,
lo acompañan todas las olas.
Junto al mar de Montevideo
en su habitación desterrada,
abre una imprenta, imprime balas.
Hacia Chile vive la flecha
de su dirección insurgente,
arde la furia cristalina
que lo conduce, y endereza
la cabalgata del rescate
montando en las crines ciclónicas
de su despeñada agonía.
Sus hermanos aniquilados
le gritan desde el paredón
de la venganza. Sangre suya
tiñe como una llamarada
en los adobes de Mendoza
su trágico trono vacío.
Sacude la paz planetaria
de la pampa como un circuito
de luciérnagas infernales.
Azota las ciudadelas
con el aullido de las tribus.
Ensarta cabezas cautivas
en el huracán de las lanzas.
Su poncho desencadenado
relampaguea en la humareda
y en la muerte de los caballos.

Joven Pueyrredón, no relates
el desolado escalofrío
de su final, no me atormentes
con la noche del abandono,
cuando lo llevan a Mendoza
mostrando el marfil de su máscara
la soledad de su agonía.

C O R O

Patria, presérvalo en tu manto,
recoge este amor peregrino:
no lo dejes rodar al fondo
de su tenebrosa desdicha:
sube a tu frente este fulgor,
esta lámpara inolvidable,
repliega esta rienda frenética,
llama a este párpado estrellado,
guarda el ovillo de esta sangre
para tus telas orgullosas.
Patria, recoge esta carrera,
la luz, la gota mal herida,
este cristal agonizante,
esta volcánica sortija.
Patria, galopa y defiéndelo,
galopa, corre, corre, corre.

É X O D O

Lo llevan a los muros de Mendoza,
al árbol cruel, a la vertiente
de sangre inaugurada, al solitario
tormento, al final frío de la estrella.
Va por las carreteras inconclusas,
zarza y tapiales desdentados,
álamos que le arrojan oro muerto,
rodeado por su orgullo inútil
como por una túnica harapienta
a la que el polvo de la muerte llega.

Piensa en su desangrada dinastía,
en la luna inicial sobre los robles
desgarradores de la infancia,
la escuela castellana y el escudo
rojo y viril de la milicia hispana,
su tribu asesinada, la dulzura
del matrimonio, entre los azahares,
el destierro, las luchas por el mundo.
O'Higgins el enigma abanderado,
Javiera sin saber en los remotos
jardines de Santiago.
Mendoza insulta su linaje negro,
golpea su vencida investidura,
y entre las piedras arrojadas sube
hacia la muerte.
Nunca un hombre tuvo
un final más exacto. De las ásperas
embestidas, entre viento y bestias,
hasta este callejón donde sangraron
todos los de su sangre.
Cada grada
del cadalso lo ajusta a su destino.
Ya nadie puede continuar la cólera.
La venganza, el amor cierran sus puertas.
Los caminos ataron al errante.
Y cuando le disparan, y a través
de su paño de príncipe del pueblo
asoma sangre, es sangre que conoce
la tierra infame, sangre que ha llegado
donde tenía que llegar, al suelo
de lagares sedientos que esperaban
las uvas derrotadas de su muerte.

Indagó hacia la nieve de la patria.
Todo era niebla en la erizada altura.

Vio los fusiles cuyo hierro
hizo nacer su amor desmoronado,
se sintió sin raíces, pasajero
del humo, en la batalla solitaria,
y cayó envuelto en polvo y sangre
como en dos brazos de bandera.

C O R O

Húsar infortunado, alhaja ardiente,
zarza encendida en la patria nevada.

Llorad por él, llorad hasta que mojen,
mujeres, vuestras lágrimas la tierra,
la tierra que él amó, su idolatría.
Llorad, guerreros ásperos de Chile,
acostumbrados a montaña y ola,
este vacío es como un ventisquero,
esta muerte es el mar que nos golpea.
No preguntéis por qué, nadie diría
la verdad destrozada por la pólvora.
No preguntéis por qué, nadie diría
el crecimiento de la primavera,
nadie mató la rosa del hermano.
Guardemos, cólera, dolor y lágrimas,
llenemos el vacío desolado
y que la hoguera en la noche recuerde
la luz de las estrellas fallecidas.
Hermana, guarda tu rencor sagrado.
La victoria del pueblo necesita
la voz de tu ternura triturada.
Extended mantos en su ausencia
para que pueda -frío y enterrado-
con su silencio sostener la patria.

Más de una vida fue su vida.

Buscó su integridad como una llama.
La muerte fue con él hasta dejarlo
para siempre completo y consumido.

A N T I S T R O F A

Guarde el laurel doloroso su extrema substancia de invierno.
A su corona de espinas llevemos arena radiante,
hilos de estirpe araucana resguarden la luna mortuoria,
hojas de boldo fragante resuelvan la paz de su tumba,
nieve nutrida en las aguas inmensas y oscuras de Chile,
plantas que amó, toronjiles en tazas de greda silvestre,
ásperas plantas amadas por el amarillo centauro,
negros racimos colmados de eléctrico otoño en la tierra,
ojos sombríos que ardieron bajo sus besos terrestres.
Levante la patria sus aves, sus alas injustas, sus párpados rojos,
vuele, hacia el húsar herido la voz del queltehue en el agua,
sangre la loica su mancha de aroma escarlata rindiendo tributo
a aquél cuyo vuelo extendiera la noche nupcial de la patria
y el cóndor colgado en la altura inmutable corone con plumas
sangrientas
el pecho dormido, la hoguera que yace en las gradas de la
cordillera,
rompa el soldado la rosa iracunda aplastada en el muro
abrumado,
salte el paisano al caballo de negra montura y hocico de es-
puma,
vuelva al esclavo del campo su paz de raíces, su escudo
enlutado,
levante el mecánico su pálida torre tejida de estaño nocturno:
el pueblo que nace en la cuna torcida por mimbres y manos
del héroe,
el pueblo que sube de negros adobes de minas y bocas sul-
fúricas,
el pueblo levante el martirio y la urna y envuelva el recuerdo
desnudo
con su ferroviaria grandeza y su eterna balanza de piedras y
heridas
basta que la tierra fragante decrete copihues mojados y libros
abiertos,
al niño invencible, a la ráfaga insigne, al tierno temible y
acerbo soldado.
Y guarde su nombre en el duro dominio del pueblo en su lucha
como el nombre en la nave resiste el combate marino:
la patria en su proa lo inscriba y lo bese el relámpago
porque así fue su libre y delgada y ardiente materia.

Poema siguiente 

 Volver a
Pablo Neruda

Comentarios20

  • vale po q tan largo !! :O:O
    tengo q sacar uno para una tarea
    y lo tengo q escribir a mano
    imaginate
    es gigantee !! :S

    bueno eso ..
    pero igual ta lendoh :D
    ia chau ..
  • ricardo hermosa forma deelevar el nombre y la trascendencia del principe de los caminos
    grasias pablo
  • Cecilia y Cristóbal El capítulo dedicado a J. M. Carrera en el Canal 13, terminaba con una 'cita' de este poema que decia 'fue el primero en gritar libertad, sin reyes ni tirano' y !Oh sorpresa!, la frase no está por ninguna parte... La habrán inventado por capricho del director? (me parece poco serio)
  • Mario
    el post anterior está muy equivocado.
    Pablo neruda dijo no tan solo eso, sino mucho más.
    Es una oda transformada en cancion por los huasos quincheros.
    ademas la frase es 'Quien fue el primero que dijo: libertad en nuestra tierra, sin reyes y sin tiranos, Jose Miguel Carrera'
  • nicole el poema es muy largo pero interesante,pero para aprendercelo es muy largo es una dcedicatoria a José Miguel Carrera pero casi en la ultima estrofa del poema no se habla solamente de José Miguel Carrera ÿo creo que hay que tener mucha pacxiencia para escribir este poema chaoooo.
  • katy definitivamente el poema no me gusto es muy largo y es casi lo mismo que leer la autografia de José chauu
  • coni es muy largo y me lo tengo que aprender para recitarlo en el cole y si no me lo aprendo el profe me va aretar y más encima es el p. jefe
  • taeli muy lindo, muy emotivo. el que sea largo es aun mas valorable, se nota una admiracion muy grande por carrera de parte de neruda.
  • ricardo ignacion coenjera moncada Chuta que largo xD es bueno es lo mejor
    lo de jose miguel carrera es lo mejor
  • jose esta muy bueno el poema excelente,la mejor forma de representar la historia del gran padre de la patria Jose Miguel Carrera, el primer libertador de chile
  • Draziel Está bueno el poema
  • Francisco Bien bueno el poema,
    debiera ser él el padre de la patria y no gente tirana como beRnArdo O. Y su ultima reencarnacion del 73
  • mariaeliana Este Poema es un hermoso legado como Chilenos agradecidos de tener la suerte y privilegio de ser compatriotas de dos Grandes Hombres , un gran Héroe como Don José Miguel Carrera y un Premio Nobel como Pablo Neruda .
    El mundo entero nos conoce , a través de ellos , y nos mira con ojos sorprendidos y con respeto, se enternece con las bellas palabras, que fueron obras también dedicadas a nuestro libertador , Padre de la Patria ,y Principe de los caminos , de los corazones de la gente humilde , agerrida , mujeres y hombres ,raza luchadora , nos identifica como pueblo valiente , mapuches orgullosos de llamarlo Pichi-Rey , porque el los amó , y vive en sus mentes y corazones, ya que amó a la Patria entera , su legado es grandioso , como Chilenos debemos sentir gratitud . Hermoso Poema.....
  • Rosita... existen pocas palabras para expresar lo grande que fue, que es y que sera carrera, por lo mismo me siento sumamente orgullosa de que el gran poeta Neruda le haya dedicado estas bellísimas lineas al ' Guerrero entre Guerreros' y aun más hermosa es la letra hecha canción..de verdad que es emocionante la versión de silvia infante y los baqueanos!!! cuando dice ..' pasan y los años ,la herida no se ha cerrado'...
  • catalina es bkn pero lo unicó malo es q es muy largo
  • jaime la frase que sale en la pelicula de carrera es de otro poema po!!!!

    se llama 'Romance de los hermanos carrera', tambien es de neruda

    Grande don jose miguel, sin duda el padre de la patria, el mas grande chielno que existe y existira y fundados del mejor colegio del pais
  •  
    Elsy Alpire Vaca Bellas letras que mueven hoy aún la sensibilidad de los que sufren. Brllñante. Gracias.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Grande poema, de un GRANDE POETA. Felicitaciones y Gracias, POEMAS DEL ALMA.
  •  
    El Ángel Solitario Bellas letras de tan excelente poeta. Mágico.

    Gracias
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.