José Asunción Silva



ENFERMEDADES DE LA NIÑEZ




A una boca vendida,
a una infame boca,
cuando sintió el impulso que en la vida
a locuras supremas nos provoca,
dio el primer beso, hambriento de ternura
en los labios sin fuerza, sin frescura.
No fue como Romeo
al besar a Julieta;
el cuerpo que estrechó cuando el deseo
ardiente aguijoneó su carne inquieta,
fue el cuerpo vil de vieja cortesana,
Juana incansable de la tropa humana.

Y el éxtasis divino
que soñó con delicia
lo dejó melancólico y mohíno
al terminar la lúbrica caricia.
Del amor no sintió la intensa magia
y consiguió... una buena blenorragia.

Ver métrica de este poema







Poemas de José Asunción Silva



Poema Siguiente >>






  • 1
    carlos

    muy ermoso

  • 2
    Eloy Mariscal

    Muy emotivo tu poema me llego en lo mas profundo de mi ser espero que algun dia me envies un poema a mi correo churu_46@hotmail.com

  • 3
    maar_love

    me parecio muy hermoso y muy emotivo



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad