Como ya hemos visto en Poemas del Alma, los verbos pueden presentar variaciones de persona, número, tiempo, modo y aspecto. Estas características determinarán la conjugación del verbo, que consiste en enunciar las distintas formas que denotan sus diferentes modos, tiempos, números y personas.

De acuerdo a los cambios que experimenta con la conjugación, podemos hablar de dos tipos de verbos: regulares (si se conjugan de manera uniforme, es decir, sin modificar su raíz) o irregulares (si presentan conjugaciones particulares de acuerdo al tiempo o al modo).

Por lo tanto, la conjugación del verbo dependerá de su tiempo (presente, pasado o futuro), modo (indicativo, imperativo, subjuntivo), aspecto (pasivo, activo), persona (primera, segunda, tercera) y número (singular, plural).

Hoy nos centraremos en el tiempo presente. Hay que tener en cuenta que el tiempo verbal es un tiempo lingüístico que permite organizar el discurso al situar los acontecimientos en un momento relacionado con el aquí y el ahora del habla.

Cuando la acción coincide con el momento en que se está hablando, el tiempo verbal es el presente. En todos los modos, el presente es una forma verbal simple, ya que consta de una sola palabra (por ejemplo, “Yo llamo”). En cambio, las formas verbales compuestas tienen dos palabras (como el pretérito pluscuamperfecto del modo indicativo: “Yo había llamado”).

Ejemplos de conjugación en tiempo presente:

VERBO AMAR

Modo indicativo: “Yo amo”, “Tú amas”, “Él ama”, “Nosotros amamos”, “Vosotros amáis”, “Ellos aman”.

Modo subjuntivo: “Yo ame”, “Tú ames”, “Él ame”, “Nosotros amemos”, “Vosotros améis”, “Ellos amen”.

Modo imperativo: “Ama tú”, “Amemos nosotros”, “Amad vosotros”, “Amen ustedes”, “Amá vos”.

VERBO SALTAR

Modo indicativo: “Yo salto”, “Tú saltas”, “Él salta”, “Nosotros saltamos”, “Vosotros saltáis”, “Ellos saltan”.

Modo subjuntivo: “Yo salte”, “Tú saltes”, “Él saltes”, “Nosotros saltemos”, “Vosotros saltéis”, “Ellos salten”.

Modo imperativo: “Salta tú”, “Saltemos nosotros”, “Saltad vosotros”, “Salten ustedes”, “Saltá vos”.