El texto humanístico es aquel que presenta temas vinculados a las ciencias humanas que tienen como centro de reflexión al hombre, su espíritu y sus diferencias. Sus características son similares a las de los textos científicos, por lo que la mejor forma para reconocer un texto humanístico es atendiendo a su temática.

El texto humanísticoClaro que existen ciencias que no son humanísticas. Por lo tanto, obviamente, no todos los textos científicos son textos humanísticos. La botánica, por ejemplo, es una ciencia natural, pero no humanística.

Los textos humanísticos suelen presentar términos abstractos o conceptuales, ya que las ciencias naturales son las que emplean, con mayor frecuencia, los términos concretos. Por otra parte, los textos humanísticos incluyen tecnicismos acuñados sobre bases léxicas griegas o latinas, como ética o esencia, entre otros conceptos.

Uno de los principales géneros del texto humanístico es el ensayo, que combina la prosa literaria con la investigativa. La característica principal de los ensayos es su originalidad, ya que se utilizan para divulgar descubrimientos, invenciones y conclusiones de distinto tipo.

Los textos humanísticos que forman parte del género ensayístico se caracterizan por tratar temas verídicos (no incluyen elementos de la ficción), con una visión subjetiva y personal del autor, voluntad didáctica y un intento por llegar a un público amplio.

En cuanto a la modalidad textual, se combinan la argumentación (con introducción, tesis y conclusión) y la exposición. Por otra parte, predomina la función referencial, las oraciones enunciativas y las preguntas retóricas.

Cabe destacar que, entre los valores del humanismo como corriente filosófica, se encuentran el antropocentrismo (todo gira en torno al hombre), la valorización de la razón, el pacifismo y el optimismo (en el sentido de tener fe en el accionar humano).

Francesco Petrarca, Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio, Leonardo Bruni y Tomás Moro fueron algunos de los principales referentes del humanismo.