Aunque en varias ocasiones Poemas del Alma ofrece resúmenes de obras que no cuentan con demasiados años de existencia, en esta oportunidad la sección nos invita a recordar un libro editado en 1929 que, pese a su antigüedad, aún es valorado en la actualidad.

El trabajo literario seleccionado para desarrollar este artículo nos lleva hacia el universo creado por Roberto Arlt, un novelista, dramaturgo, periodista e inventor argentino que, además de “Los siete locos”, publicó “Aguafuertes porteñas” y “El juguete rabioso”, entre otras obras.

A través de “Los siete locos”, el autor hace referencia a ciertas cuestiones derivadas del existencialismo filosófico y, valiéndose de las vivencias de Remo Augusto Erdosain, desarrolla una interesante crítica social hacia la Argentina de los años 30 donde no sólo describe el crecimiento de la ciudad de Buenos Aires sino también la vida cotidiana de la clase media urbana.

Erdosain es un hombre abandonado por su esposa que se desempeña como cobrador de una compañía a la que le robó dinero. Al ser descubierto y desesperado por su situación, este personaje decide unirse a una sociedad secreta planeada por su amigo el Astrólogo con el fin de alterar el orden social mediante una cruel y terrible revolución basada en el principio del industrialismo. El objetivo de este ser era crear una sociedad compuesta de dos castas, una ignorante y otra, más privilegiada, donde los hombres tendrían el acceso a la ciencia y el poder.

Lejos de agotar la historia en “Los siete locos”, Arlt decidió continuar el relato en “Los lanzallamas”, un libro que se destaca por su fuerza, complejidad y riqueza interpretativa.

Respecto a la trascendencia de “Los siete locos”, resulta interesante destacar que esta novela que le permitió a su creador obtener el Tercer Premio Municipal de Literatura, no quedó inmortalizada sólo en las páginas de un libro, sino también en el ámbito cinematográfico y teatral.