Que “Edipo Rey” sea, para muchos lectores y críticos, la obra más destacada de Sófocles, no significa que este poeta de la Antigua Grecia haya creado una sola historia. Tal como se desprende de la realidad, a lo largo de su trayectoria este autor logró nutrir a la literatura griega de varias tragedias dignas de conocer.

Una de esas creaciones que todavía no hemos presentado es “Electra”, un trabajo del que se desconoce su fecha de creación pero que, de acuerdo a algunos cálculos, pudo haber sido representado, por primera vez, entre los años 410 y 418 a.C.

Por otra parte, es importante destacar que este título, basado en un personaje de la mitología griega, también inspiró a Eurípides, Eugene O”Neill y a Sergio De Cecco a desarrollar sus propias versiones del mito.

Según cuenta la leyenda, Electra era la descendiente de Agamenón y Clitemnestra y fue la responsable de vengar la muerte de su progenitor, quien murió asesinado en manos de Egisto, el amante de su esposa. Furiosa por esta situación, Electra alentó a su hermano Orestes para que éste le quitara la vida tanto a su madre como al asesino.

A raíz de esa historia, no sólo surgieron obras teatrales y todo tipo de relatos sino también una teoría que se conoce como Complejo de Electra. Este concepto psiquiátrico está basado en la atracción sexual que las niñas, de forma inconsciente, experimentan hacia la figura de su padre.

Con estos datos como punto de partida, Sófocles construyó un relato de perfil dramático que se desarrolla en Micenas. Allí, valiéndose de algunos cómplices, Orestes le hace creer a su madre que ha muerto en una carrera de carros pero, tiempo después, se presenta frente a Electra y cumple su objetivo: quitarle la vida a su progenitora y a su amante.