Poesía japonesa

Dicen los que saben que la poesía japonesa ya acumula más de dos mil años de historia. En su origen, se encontraba fuertemente influenciada por la literatura china pero, con el tiempo, Japón logró desarrollar su propio estilo distintivo. Un estilo que volvería recibir nuevas influencias a partir del siglo XIX, en este caso occidentales, cuando el país reabrió sus fronteras.

HaikuEntre los siglos VII y VIII, Japón desarrolló la colección de poesía Manyōshū, formada por escritos producidos entre los años 600 y 759. Sus veinte libros contienen 265 chōka (poemas largos), 4.207 tanka (poemas cortos), un tarenga, un bussokusekika, cuatro kanshi (poemas chinos) y 22 pasajes en prosa de origen chino.

Sin embargo, la forma más popular de la poesía japonesa es el haiku, composiciones de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas que comenzaron a surgir durante el siglo VIII. El haiku fue muy utilizado por el budismo zen para transmitir sus preceptos, pero su influencia llegó al mundo occidental y marcó a famosos poetas del siglo XX como Ezra Pound.

Los autores de haikus son conocidos como Haijin. Algunos de los más populares en la historia japonesa son Ihara Saikaku (16421693), Matsuo Bashō (16441694), Yosa Buson (17161784), Kobayashi Issa (17631827) y Masaoka Shiki (18671902). También se destacaron en este campo poetisas como Den Sute-jo (16331698) y Chiyo ni (17031775).

América Latina tuvo sus propios poetas que, en algún momento, experimentaron en el terreno del haiku, como el argentino Jorge Luis Borges o el uruguayo Mario Benedetti.

Algunos ejemplos de haiku:

A la intemperie,
se va infiltrando el viento
hasta mi alma

(de Matsuo Bashō)

En una brizna
de hierba se aposenta
el viento fresco

(de Kobayashi Issa)

Cuando mi vida
atienda el crisantemo
se tranquiliza

(de Mizuhara Shuoshi)

Cae la nieve
ya tienen de qué hablar
padre e hijo

(de Shuson)

Comentarios4

  • argantonio

    el hombre frente al toro
    de la luna, una sola voz,
    unos pasos ,un
    aplauso.

  • Daniela

    A mi me parece ke no están tan buenos los poems no le encuentro gracia... pero puede ser ke a otros le guste...

  • REINALDO BUSTILLO CUEVAS

    HAIKAY PARA GLORIA
    EN EL DÍA DE LA MADRE


    SOMOS MITAD SUEÑOS...
    MITAD POESÍA.
    CUANDO MITAD SUEÑOS:
    MI SUEÑO ERES TÚ.
    CUANDO POESÍA,
    ELLA ES PARA TÍ.

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Los poemas nacieron en este orden cronológico:

    1- Hokku (paternidad discutida entre Basho y Otnisura).

    2- Senryu. Su creador se llamaba Senryu y era un poema de corte cómico que evolucionó hacia lo lírico. Cien años después de la generación de Basho.

    3- Haiku. Su creador, Masaoka Tsunenori conocido como Masaoka Shiki.


    4- Müki Dicen de él que es un Haiku sin Kigo. Lejos de la realidad, el Müki se parece y un Senryu, es muy lírico (no puede ser Haiku ni Hokku por no tener Kigo).

    Ippekiro Nakatsuka se rebeló contra esta idea general y introdujo un estilo familiar en el haiku. Su haikus expulsaron la rigidez de 17 sílabas e inició “la forma libre Haiku”. denominándolo “ Keiko. “

    Matsuo Basho, alcanza una libertad y se defendió anticipadamente: "No busco el camino de los antiguos: busco lo que ellos buscaron".
    Basho aspira a expresar, con medios nuevos, el mismo sentimiento concentrado a la gran poesía clásica. Así, transforma las formas populares de su época (el haikai no renga) en vehículos de la más alta poesía. Esto requiere una breve explicación. La poesía japonesa no conoce la rima ni la versificación acentual y su recurso principal, como sucede con la francesa, es la medida silábica. Esta limitación no es pobreza, pues el japonés está compuesto por versos de siete y cinco sílabas; la forma clásica consiste en un poema corto —waka o tanka— de treinta y una sílabas, dividido en dos estrofas: la primera de tres versos (cinco, siete y cinco sílabas) y la segunda de dos (ambos de siete sílabas). La estructura misma del poema permitió, desde el principio, que dos poemas participasen en la creación de un poema: uno escribía las tres primeras líneas y el otro las dos últimas. Escribir poesía se convirtió en un juego poético parecido al "cadáver exquisito" de los surrealistas; pronto, en lugar de un sólo poema, se empezaron a escribir series enteras, ligados tenuemente por el tema de la estación. Estas series de poemas en cadena se llamaron renga o renku. El género ligero, cómico o epigramático, se llamó renga haikai y el poema inicial, hokku. Basho practicó con sus discípulos y amigos —dándole nuevo sentido— al arte del renga haikai o cadena de poemas, adelantándose así a la profecía de Lautréamont y a una de las tentativas del surrealismo: la creación poética colectiva.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.