En Uruguay, más concretamente en Paso de los Toros, fue donde nació en el año 1920 uno de los escritores más importantes del siglo XX a nivel mundial. Se trata de Mario Benedetti, un artista que ha conseguido calar hondo entre el público gracias a su calidad literaria, a su visión de la realidad, a su lucha por la igualdad y la justicia, y a su pensamiento.

A la Generación de 1945 perteneció aquel, galardonado con reconocimientos como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que desarrolló una carrera en el mundo de las letras donde abordó diversos géneros. Sin embargo, en esta ocasión nos vamos a centrar en algunas de sus novelas más interesantes.

Entre aquellas nos encontramos, por ejemplo, con Quién de nosotros que vería la luz en el año 1953. Esta fue la primera novela de Benedetti y llegó al mercado causando gran expectación pues la calidad y atractivo de la misma dejó patente que no sólo ella sino su autor estaban destinados a ser clásicos de la Literatura.

En concreto en esta narración se nos acerca a la historia de un singular triángulo amoroso formado por Lucas, Alicia y Miguel. Una relación a tres bandas que será la excusa para plantear al lector dilemas y preocupaciones de la sociedad actual como son la soledad o la crítica que realizamos de quien nos rodea.

Reflexiones sobre la vida

Si interesante resulta este libro no lo es menos el titulado La tregua. En el año 1960 fue cuando se publicó el mismo en el que el autor vuelve a establecer unos personajes y unas vidas a través de las cuales intenta que quien lea aquel reflexione acerca nuevamente de la soledad, pero también de otras preocupaciones como la muerte, el poder político, el paso del tiempo, el sexo, la incomunicación o el amor.

Para lograr todo ello desarrolla la historia de Martín Santomé. Este es un hombre viudo que tiene tres hijos y una existencia monótona y aburrida que gira entorno a un hogar que está totalmente roto y a un trabajo tedioso en una oficina.

Sin embargo, su día a día se verá del revés cuando conozca a la joven Laura Avellaneda, una nueva empleada que despertará en él una serie de sensaciones ya olvidadas que le devolverán las ganas de vivir.

La intensidad reflexiva y de pensamiento en Mario Benedetti son dos de los pilares fundamentales de su obra y de ahí que aparezcan en las dos novelas citadas al igual que en otra tercera que ahora recomendamos. Nos estamos refiriendo a la que lleva por título La borra de café, de 1992.

En la ciudad de Montevideo es donde la transcurre la historia que se nos cuenta y que toma como protagonista absoluto a Claudio. De él conoceremos a fondo su vida desde su infancia, lo que supondrá que descubramos los episodios más importantes y que más le marcaron tales como la muerte de su madre, el descubrimiento del amor y del sexo, el dolor que experimentará por diversas experiencias o la conciencia social que irá tomando.

Una manera esta, la de exponer diversos acontecimientos de la existencia de Claudio, que servirá para que nuevamente el lector reflexione acerca del mundo en el que vive y que le rodea.