Como su nombre lo indica, la literatura precolombina hace referencia a la producción literaria que tuvo lugar en el continente americano antes de la llegada de Cristóbal Colón y los conquistadores europeos. Por lo tanto, el concepto abarca miles de años de historia y llega hasta 1492.

Literatura precolombinaEntre las culturas autóctonas o indígenas, sobresalen varios pueblos que alcanzaron un gran desarrollo, como los aztecas, los incas y los mayas. Así, nos encontramos, por ejemplo, con la literatura náhuatl y la literatura quechua, dos lenguas que se hablaban (y se hablan) en América.

Al considerar la literatura azteca (los aztecas eran uno de los nahuas, un grupo de pueblos prehispánicos), podemos mencionar a exponentes de la poesía como Nezahualcóyotl, un monarca de la ciudad-estado de Tetzcuco. Cabe destacar que la poesía de esta sociedad era desarrollada por los gobernantes y los sacerdotes.

Los poemas aztecas, conocidos como cuicatl, incluían cantos y bailes. Este pueblo solía entonar cantos divinos (teocuícatl) y guerreros (yaocuícatl), entre otros.

En cuanto a la literatura maya, se destacan el Popol Vuh, un libro sagrado que se propone explicar el origen del mundo y los fenómenos naturales, y el Libro del Chilam Balam, que buscó reunir los conocimientos y creencias mayas acerca de la religión, la historia, la medicina y la astronomía.

Por último, respecto a la literatura inca, hay que decir que no existen registros escritos de sus textos literarios, sino que lo que conocemos son relatos que pertenecen a su tradición oral y que fueron transcriptos, en gran parte, por los conquistadores españoles y sus cronistas.

Los incas contaban con distintas clases de poetas. Los oficiales, pertenecientes a la corte, eran denominados amautas. Los poetas populares, por su parte, se conocían como haravec.

Con el avance europeo por el territorio americano, la producción literaria fue combinando distintas cosmovisiones y estilos, que fueron dando forma a la literatura latinoamericana.