Pocos autores cuentan con el orgullo de haber sido reconocidos como Poetas Nacionales de sus países. Se trata de un mérito reservado para aquellos que, por talento literario, consiguieron alcanzar una gran repercusión y representar en sus textos diversos valores de su pueblo.

Pedro MirEn 1984, el Congreso Nacional de la República Dominicana declaró a Pedro Julio Mir Valentín como Poeta Nacional. El escritor, nacido el 3 de junio de 1913 en San Pedro de Macorís, accedió de este modo a un lugar de privilegio en las letras dominicanas.

De madre puertorriqueña y padre cubano, Mir creció en un ingenio azucarero. Su madre murió cuando apenas tenía cuatro de edad, lo que le provocó una sensación de ausencia que lo llevó a volcarse a la poesía para canalizar sus sentimientos y transmitir sus emociones.

Ya desde su juventud comenzó a escribir sus primeros poemas, muchos de los cuales fueron publicados por Listín Diario. Mientras tanto se formó en Derecho, doctorándose en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, lo que le permitió empezar a trabajar en una firma de abogados.

Sus poesías de temática social le hicieron sufrir presiones y persecuciones por parte del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Finalmente, en 1947, Mir decidió exiliarse y así vivió en Cuba, Guatemala y México. Recién regresaría a República Dominicana en 1962, tras el derrumbe del régimen, y empezó a trabajar como docente.

“Hay un país en el mundo”, “Contracanto a Walt Whitman”, “El huracán Neruda”, “Amén de mariposas”, “Cuando amaban las tierras comuneras”, “Viaje a la muchedumbre” y “Estética del soldadito” son solo algunas de sus obras, que le valieron reconocimientos como el Premio Anual de Poesía, el Premio Nacional de Literatura y un doctorado honoris causa por parte del Hunter College.

El 11 de junio de 2000, como consecuencia de una enfermedad pulmonar, Pedro Mir murió en la ciudad de Santo Domingo.

Poemas de Pedro Mir en Poemas del Alma: http://www.poemas-del-alma.com/pedro-mir.htm