El 21 de septiembre de 1918, en el territorio actualmente conocido como Ciudad Guzmán (en Jalisco, México), nacía el cuarto descendiente de la pareja formada por Felipe Arreola y su mujer Victoria Zúñiga. El pequeño, bautizado como Juan José Arreola Zúñiga, se convertiría con el tiempo en un reconocido autor literario y editor.

Juan José ArreolaTenía apenas 12 años cuando entró al mundo laboral. Arreola fue encuadernador, bancario, panadero, vendedor ambulante y actor, entre otros trabajos que realizó. En su adolescencia comenzó a escribir y recién en 1949, cuando tenía 31 años, publicó su primera obra: “Varia invención”. Este libro de relatos breves fue editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), donde trabajaba en la corrección de textos y en la creación de los contenidos que aparecen en las solapas de los libros.

Dos años después de obtener una beca que le concedió la Fundación Rockefeller, en 1952 este escritor mexicano presentó “Confabulario”, un libro que le valió el reconocimiento generalizado. Con el tiempo llegarían otras novelas y recopilaciones de cuentos, como “La feria”, “Palindroma”, “Bestiario” e “Inventario”, además de dos libros de ensayos.

Arreola también fue docente en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y colaborador de diversos medios de comunicación, como Televisa y Canal 13. Orientado a su labor como editor, fue responsable de las firmas Los presentes y Cuadernos del unicornio.

Sus distintos trabajos le permitieron recibir galardones como el Premio Xavier Villaurrutia, el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, el Premio Nacional en Lingüística y Literatura, el Premio Jalisco de Letras, el Premio Nacional de Periodismo, el Premio Ramón López Velarde y el Premio Internacional Alfonso Reyes.

El 3 de diciembre de 2001, en su vivienda de Guadalajara, Juan José Arreola falleció como consecuencia de una hidrocefalia. Su nombre, para ese entonces, ya estaba inscrito en la historia de la cultura mexicana.