Una de las figuras más destacadas de la literatura judía estadounidense fue el escritor Bernard Malamud, un autor nacido el 26 de abril de 1914 en Brooklyn, el popular barrio neoyorquino.

Bernard MalamudAunque no se crió en una familia vinculada a las expresiones artísticas, Bernard se interesó desde muy pequeño a la lectura y comenzó a asistir con frecuencia a diversas obras teatrales desarrolladas en yidis. Además, durante su etapa de estudiante secundario, mostró afición por el cine, en especial por las comedias de Charles Chaplin.

Tras graduarse en 1936 como Bachelor en el City College de Nueva York, Malamud trabajó durante un año como practicante de profesor y luego fue beneficiado por el gobierno con un préstamo que le permitió continuar sus estudios universitarios. Gracias a esa ayuda, el joven pudo obtener, en 1942, un máster en la Universidad de Columbia. Por ese entonces, su deseo era convertirse en profesor de inglés, aunque terminó ganándose la vida en la Oficina del Censo y publicando sus primeros relatos breves en distintas revistas tales como “Threshold”, “American Preface” y luego en medios de prestigio como “Harper”s Bazaar”, “Commentary” y “Partisan Review”.

Años después de contraer matrimonio con Ann de Chiara, la mujer que le daría dos hijos, Malamud se sumó al equipo docente de la Universidad Estatal de Oregón como profesor y, a partir de 1961, enseñó escritura creativa en el Bennington College.

“El barril mágico”, “Idiotas primero”, “Retratos de Fidelman”, “El sombrero de Rembrandt”, “El mejor”, “El dependiente” y “El reparador” son algunos de los títulos más conocidos de la obra literaria de este escritor que falleció el 18 de marzo de 1986. En materia de reconocimientos, pueden citarse al National Book Award y al Premio Pulitzer de ficción, dos de los galardones que Bernard Malamud recibió a lo largo de su trayectoria.