El 26 de julio de 1885 nació en la ciudad de Elbeuf el crítico, biógrafo, novelista y ensayista francés Émile Salomon Wilhelm Herzog, quien quedó inmortalizado en el mundo de las letras a través de su seudónimo, André Maurois.

Este hombre que pertenecía a una adinerada familia dedicada al rubro textil realizó su formación secundaria en Ruan y tiempo después amplió sus conocimientos en Caen. Ya en su juventud, el destino parecía acercarlo a las prósperas actividades comerciales de sus parientes, pero uno de sus profesores, el filósofo Alain, lo animó a probar suerte como escritor. Gracias a ese impulso, pues, Émile se volcó a la literatura.

Durante la Primera Guerra Mundial, Herzog, quien para ese entonces ya se había unido en matrimonio con Jeanne-Marie Wanda de Szymkiewick, se desempeñó como intérprete del Estado Mayor británico y, en 1938, ingresó a la Academia Francesa. La Segunda Guerra Mundial, por otra parte, lo encontró como capitán del ejército francés.

Claro que, por ser Poemas del Alma un espacio vinculado al universo literario, no haremos foco en su faceta militar sino que realzaremos su figura por todo lo que él le aportó a las letras de su país.

El prolífico André Maurois, por ejemplo, elaboró propuestas como “La máquina para leer los pensamientos”, “Talleres americanos”, “Estados Unidos 39 (Diario de un viaje por Norteamérica)”, “Memorias”, “Napoleón”, “Cristóbal Colón”, “Tragedia en Francia”, “Estudios literarios” y “Sentimientos y costumbres”, muchas de las cuales se tradujeron a múltiples lenguas, le permitieron sumar admiradores y galardones, y se reeditaron incontables veces.

A raíz de las repetidas impresiones de ejemplares, se ha hecho posible que numerosas generaciones de lectores de distintas nacionalidades conozcan y se deleiten con el talento de este gran escritor que falleció en París el 9 de octubre de 1967.