Ricardo Dávila Díaz Flores

Balada de la casa II

 Poema siguiente

Estábamos tan bien ahí...
el árbol, el agua y nosotros tres.
Comíamos juntos toda la semana,
nos reíamos repartiendo disparates en la mesa.

A ellas las vi desde niño...
jugábamos a brincar en las camas y a escuchar detrás de las paredes.
El árbol hacía magias que nosotros descubríamos:
“Ya vimos la moneda, cayó detrás de la cama”.
Y el árbol se caía sobre sus ramas
mientras el agua dejaba su mirada en el paisaje.

Un día salí para mirar el cielo,
y cuando volví ya habían cambiado.
Pasaban horas frente al espejo,
hablando de cosas que yo no entendía.

Después llegaron dos hombres
que venían a conquistarlas.
Ellas llevaban el rostro diferente,
y aquellos jóvenes mostraban rostro de hombres afeitados.
Después las raíces dispersaron su semilla,
y otros fueron agregándose a la casa.
Hubo que volver a ser niño,
porque llegaban a la mesa
nuevas voces de infancia.
Así la casa tuvo un nuevo brillo,
y otra vez hubo risillas que brincaban en las camas.

Pero el tiempo, siempre el tiempo...
pasó la vida...
tuvimos que hacer un silencio prolongado,
para entender que no todo es para siempre...
quedamos solos,
abandonados de algo,
alejados de nuestro centro.
El árbol se quedó sin agua,
"muriendo de pie", como dicen.

La casa lleva meses callada.
Pero el árbol, lleno de silencios y memorias,
dice que a veces,
sólo a veces,
nos mira en ella,
escuchando detrás de las paredes.

Poema siguiente 

 Volver a
Ricardo Dávila Díaz Flores

Comentarios16

  •  
    Graciela Dantes Es un poema de la vida, la vida viene la vida se va pero la naturaleza es complice de las vidas de quienes los rodean.

    Esta muy bien el poema
  •  
    ceciroh Muy lindo el contenido y la forma de expresarlo, aunque un poco triste...
  •  
    Elsy Alpire Vaca Bonito poema, gracias.
  •  
    Francisco Caleros de la Roca Excelentes reminiscencias y preciosas estampas poéticas.

    Saludos

    Jaime García Alvarez
  •  
    El Ángel Solitario casi lloro al leerlo, es muy nostalgico, pero en pocas palabras explica lo corta que es nuestra vida
  •  
    Cedro Bonito poema dedicado a la casa que nos vio crecer. Un abrazo.
  •  
    Lena Comuncación con el tiempo, que reúne historias en nuestro andar por la vida y nos las devuelve apenas en la memoria, para recordar con nostalgia...como una casa, que todo lo encierra.
    Hermoso poema reflexivo, una enseñanza de lo que seremos mañana.
    Lena
  •  
    FERNANDO CARDONA BONITA PROSA SANGRADA
  •  
    Marco Alvarado que belleza!, que nostalgia!, gracias por tan bellas letras.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Me encanto como narrativa, Gracias por compartirlo.

    Rafael.
  •  
    Eco Para mí lo más hermoso fue sentir cómo los recuerdos personales se transformaron en poema que muchos pudimos disfrutar.
  •  
    sayury hermoso recuerdos
    recordar es volver a vivitr
    gracias por compartirlo
  •  
    GILDA Por un momento me recordó a PeterPan
    a Wendy, Juan y Miguel, jugando en aquella casa Londinense, mientras campanita se paseaba echando polvo de adas, y Peter Pan buscando su sombra. Todo un mundo infantil de fantasía. La niñez. Creo que es la clave de este poema. Donde reside la belleza es en la añoranza de ser niño, o vivir con niños.
  •  
    Ivan martinez profundo, nostalgico...hermosa y bellas memorias que nos marcan el recuerdo y nos remontan a ese tiempo exacto del jardin mas lindo de la vida de la inocencia y el descubrimiento de los cambios del indetenible tiempo
  •  
    ceciroh Hoy volvi a leer tu poema y arranco de mi algunas lagrimas por el tiempo que pasa y los recuerdos, al final solo quedan ellos ... acompñandonos. Muy lindo gracias.
  •  
    felipe gonzalez mer Poema descriptivo,
    los ciclos de la vida,
    principio y fin...
    añoranza del ayer
    lo que no volverá en esta vida,
    todo estará en vida eterna nuevamente
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.