Ricardo Dávila Díaz Flores

No busques atrás de mí

 Poema siguiente

No busques atrás de mis hombros,
no hay nada, sólo yo,
el que te habla.
No busques,
soy el mismo que siempre ha sido,
el que soy.
El que te mira a los ojos es el verdadero yo.
No busques,
aquí estoy.
No hay navajas escondidas en mis dedos,
no hay veneno en mi voz.
Confía,
no hay sombras detrás de mi;
mírame a los ojos,
soy yo,
el de siempre, el mismo,
el que te mira a los ojos,
mintiéndote.

Poema siguiente 

 Volver a
Ricardo Dávila Díaz Flores

Comentarios1

  •  
    marifran Precioso poema, que define perfectamente a este tipo de personas que se creen sus propias mentiras y muy a pesar de las otras que las escuchan les seguimos creyendo, por que nos dicen justamente lo que queremos oir. Queremos oir que nos "AMAN" aunque sepamos que ese "AMOR NO ES EN MAYUSCULAS"
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.