Melchor de Palau

Al faro el de Nueva-York, la libertad iluminando el mundo

 Poema siguiente

SONETO

Mantos de lumbre tiendes por los mares;
guías la nave al suspirado puerto,
y, abandonando el líquido desierto,
por ti el marino encuentra sus hogares.

Mas ¡qué miro! millares y millares
de hermosas aves a tus pies han muerto;
atrájolas tu foco en vuelo incierto,
y no verán los patrios palomares.

¡Oh Faro colosal! tus vivas luces
son de la Libertad fúlgido emblema;
al que bien te comprende, bien conduces;

pero, al que mal conoce tu sistema,
con atracción magnética seduces,
y en ti las alas mísero se quema.

Poema siguiente 

 Volver a
Melchor de Palau