Federico García Lorca

Lamentación de la muerte

 Poema siguiente



Sobre el cielo negro,
culebrinas amarillas.

Vine a este mundo con ojos
y me voy sin ellos.
¡Señor del mayor dolor!
Y luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Quise llegar adonde
llegaron los buenos,
¡Y he llegado, Dios mío!...
Pero luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Limoncito amarillo
limonero.
Echad los limoncitos
al viento.
¡Ya lo sabéis!... Porque luego,
luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Sobre el cielo negro,
culebrinas amarillas.

Poema siguiente 

 Volver a
Federico García Lorca

Comentarios2

  • carito es muy bella esta parte ....claro es la muerte....

    'Vine a este mundo con ojos
    y me voy sin ellos'.

    ja!

  •  
    Poetacausal No estoy de acuerdo con carito, creo que la parte en la que dice "vine a este mundo con ojos" se refiere a la capacidad de percatarse de lo que ocurría a su alrededor y el "y me voy sin ellos" la imposibilidad de darse cuenta de lo que sucede a su alrededor.
    El estribillo "Y luego un velón y una manta en el suelo" va aumentando de intensidad y enfatiza en lo poco que somos, hasta tal punto que la muerte queda representada como una lámpara de aceite y una manta.
    Hay quizá un poco de humor en la estrofa siguiente de "quise llegar donde llegan los buenos" porque juega con el significado de alcanzar el cielo y sin embargo evoca, sinceramente, que llego al nivel de los grande poetas. Y sin embargo, esto no tiene valor, porqué "...Dios mío!...un velón y una manta en el suelo"
    Las siguientes frases puede que sean las más difíciles de entender quizá al referirse al "limoncito amarillo" habla de las amarguras y el limonero como una vida llena de ellas y echar estos al viento significa eliminarse toda la pesadumbre de coexistir con ellas.
    Pero todo esto no tiene ningún valor, porque ¡ya lo sabéis! porque luego luego un velón y una manta en el suelo
    Soldado de la pluma
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.