Eduardo Lizalde

Lamentación por una perra (3)

 Poema siguiente

Muerde la perra
cuando estoy dormido;
rasca, rompe, excava
haciendo de su hocico una lanza,
para destruirme.

Pero hallará otra perra dentro
que gime y cava hace veinte años.

Poema siguiente 

 Volver a
Eduardo Lizalde