Francisco Magaña

Quien se acerca al abismo y no lo sabe, 1

 Poema siguiente

Cuando el camino alargaba hasta dónde su aventura, y la nostalgia inventaba una forma más del desasosiego, sólo un deseo repetían los ojos del visitante: “alumbrarme en tu cuerpo como si alguna vez hubiera en él resucitado”.

Poema siguiente 

 Volver a
Francisco Magaña

Comentarios1