Elías Nandino

Verdad bronca

 Poema siguiente

Entre tus piernas
y las mías
hay un axioma
que no admite teorías.

Poema siguiente 

 Volver a
Elías Nandino