Elías Nandino

Décimas a mi muerte (II)

 Poema siguiente

De tanto saberte mía,
muerte, mi muerte sedienta,
no hay minuto en que no me sienta
tu invasión lenta y sombría.
Antes no te conocía
o procuraba ignorarte,
pero al sentirte y pensarte
he podido comprender
que vivir es aprender
a morir para encontrarte.

Poema siguiente 

 Volver a
Elías Nandino

Comentarios1

Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.