Elías Nandino

Décimas a mi muerte (I)

 Poema siguiente

He de morir de mi muerte,
de la que vivo pensando,
de la que estoy esperando
y en temor se me convierte.
Mi voz oculta me advierte
que la muerte con que muera
no puede venir de fuera,
sino que debe nacer
de la hondura de mi ser
donde crece prisionera.

Poema siguiente 

 Volver a
Elías Nandino