Eduardo Lizalde

Pobre Desdémona

 Poema siguiente

¡Oh, si las flores duermen,
que dulcísimo sueño
!

Bécquer (naturalmente)



La espalda de esta luz
son esos sueños tuyos, amada,
que duelen al soñarse
y que hacen florecer las prímulas
y azahares en tus flancos.

Y caen del lecho moras
de grueso jugo, cuando sueñas;
y zarzarrosas crecen
bajo el cojín de pluma;
y tiernos gansos pican,
bajo el tálamo, hierbas prodigiosas
del sueño enternecido.

Despiertas luego: me miras,
descubres en mis ojos la muerte;
ves en mi mano flores
arrancadas al sueño que soñabas
y se deshacen lentas,
como el mundo del sueño
que pasa a la vigilia,
como el flotante polen
del jardín distraído
hacia los muladares.

Los pelos de la burra
en esta mano
que ha de cortar tu vida.

Vuelve a dormir, te digo,
en un dormir sin sueño
y sin campánulas.

Las flores se diluyen plenamente;
vuelven a ser remate de las telas.
Los gansos vuelan torpes hacia el azul del techo.

Las moras son tranquilas manchas
de sangre remolida
que el tigre deja ahora
al balancear su hocico.
Y ya no existe el sueño.

Poema siguiente 

 Volver a
Eduardo Lizalde

Comentarios8

  •  
    Elsy Alpire Vaca Bello poema de importante poeta. Gracias.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Hermosas letras gracias por compartirlas.

    Rafael.-
  •  
    El Ángel Solitario Bello y con grandes imágenes.

    Gracias por compartir
  •  
    Nhylath Hermoso!...
    "...Y caen del lecho moras/de grueso jugo, cuando sueñas "...

    Gracias por compartir!...
  •  
    felipe gonzalez mer Bello poema.
    El autor utiliza flora y fauna
    en su canto poético,
    pero nunca falta la musa inspiradora...
  •  
    el poeta del abismo Excelente!!!
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Siempre apetece leerle de nuevo, sentir estos maravillosos versos , cargados de emociones, admiro este estilo clásico de poesía como admiro la bastedad de tus figuras, es un placer poder lo que somos capaces de sentir con ellos.
    Gracias por compartirlo.
  •  
    felipe gonzalez mer Es muy triste ver morir al ser amado,
    no poder detener,
    la muerte que silenciosa llega,
    profunda herida deja,
    sólo el recuerdo queda,
    de algo que fue grandioso...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.