Términos relacionados con la crisis climática

En este capítulo del Taller Literario repasamos algunos conceptos relacionados con el cuidado del medioambiente.

Como cada semana hoy toca un nuevo texto para nuestro Taller Literario. Aquí repasamos conceptos y consejos en torno al uso de nuestra lengua, tanto en lo que refiere al lenguaje oral como a la escritura. Estos textos, salvo que indiquemos lo contrario, hacen pie en publicaciones de la Web del Español Urgente, que cualquier lector y amante de nuestro idioma debería visitar con cierta frecuencia. Te invitamos a pasarte por nuestra web para conocer las entregas anteriores de esta sección.

Algunos términos vinculados con el cambio climático

Aprender a escribir y denominar algunos de los conceptos relacionados con la protección del medioambiente es importante. El cambio climático es seguramente uno de los problemas cruciales de nuestro tiempo. Aquí van algunas claves para mencionarlo en nuestra comunicación.

¿»Cambio climático» o «crisis climática»?¿Cuál es la expresión más correcta? Según Fundéu la forma más correcta para referirse a las consecuencias del calentamiento global es «crisis climática» porque representa la magnitud del problema mejor que «cambio». De todas formas, tratándose de nombres propios todas se escriben con inicial minúscula.

Pasemos al término «descarbonización». Se utiliza para denominar el proceso de reducción de dispersión de carbono en el medio ambiente. ¿Es correcto? Según Fundéu, también es absolutamente válido dado que se trata de una voz bien formada a partir del prefijo «des-«, que ‘denota inversión del significado’ y el verbo «carbonizar», cuyo significado es ‘reducir a carbón un cuerpo orgánico’. Así que en este caso, no tenemos de qué preocuparnos.

En esa misma línea tenemos el neologismo «sabanización», que se utiliza para denominar la tala indiscriminada de bosques que dejan espacios totalmente abiertos donde antes había árboles y destruyen el equilibrio de un ecosistema específico. Este término también se encuentra bien formado. Es importante señalar, sin embargo, que no es un sinónimo de «deforestación» ni de «desertificación» puesto que mientras que éstos son irreversibles, la sabanización puede resolverse a través de planes de reforestación aplicados de forma eficiente.

El término «neonegacionismo» es un neologismo válido, según leemos en Fundéu. A veces, sin embargo, en los medios de comunicación se hacen aclaraciones en la grafía que son inapropiadas. Lo veremos a continuación.

Si nos detenemos a analizar la composición del término encontramos que se encuentra formado por «neo-«, prefijo que indica la idea de ‘nuevo’ y «negacionismo», sustantivo que significa ‘negación de la realidad para evitar afrontar una verdad incómoda’. En general el uso del término «negacionismo» hace alusión a todas aquellas doctrinas que anulan o rechazan una afirmación cierta porque no se ajusta a sus creencias. Generalmente el negacionismo rechaza hechos históricos o descubrimientos científicos que ya han sido aceptados como verdaderos por toda la sociedad.

En nuestro tiempo el término «neonegacionismo» se utiliza para aludir a un rechazo nuevo, que si bien no niega el problema no trabaja por combatirlo, de alguna forma rechaza las consecuencias extremas de una situación. Se utiliza sobre todo para aludir a los grupos que rechazan las consecuencias del cambio climático o que no trabajan por una política que intente revertirlo.

Se trata de un término perfectamente válido tanto en lo formal como en lo semántico y que puede utilizarse sin ningún problema en nuestro idioma. Debe escribirse en una sola palabra y no es necesario hacer ningún tipo de aclaración en la grafía.


Dos extranjerismos que podemos evitar

Y terminamos con dos extranjerismos relacionados con el medioambiente que tienen opciones en nuestro idioma más apropiadas.

«Residuo cero» es una alternativa apropiada para «zero waste», que sirve para referirse a un movimiento cuyo objetivo es reducir al máximo la producción de residuos que no puede reciclarse.

En lugar de «littering» sería recomendable el uso de términos como «basureo» o «basurear», para referirse a aquellas campañas destinadas a generar conciencia en la sociedad acerca de la importancia de no abandonar residuos en espacios públicos, debido a las numerosas consecuencias que suponen para el medioambiente.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.