Cambio climático, ajedrez y Constitución. Términos revisados en nuestro Taller Literario

Artículo de consejos sobre el uso del español.


 
Hoy nos toca un nuevo artículo sobre lenguaje. En esta ocasión en el Taller literario vamos a hablar sobre algunos términos relacionados con el cambio climático, la escritura de palabras del ámbito lúdico del ajedrez y repasaremos las formas en las que debemos escribir el término Constitución.

Este artículo se apoya en publicaciones realizadas por la Web del Español Urgente y se suma a una gran lista de artículos que puedes descubrir en nuestra sección Taller Literario.
 

Expresiones adecuadas relacionadas con el cambio climático

¿Para qué nos sirve la expresión «crisis climática»? Es ésta una denominación que se utiliza para referirse a la magnitud de las consecuencias del cambio que se ha ido produciendo en el clima en nuestro planeta, y que se ha acelerado considerablemente en las últimas décadas. Otras formas de hacer referencia a este terrible problema es calentamiento global o cambio climático.

No obstante, no siempre podemos usar cualquiera de ellas. Dependiendo de aquello a lo que deseemos hacer referencia tendremos que decantarnos por una forma u otra. Esto es lo que podemos leer en los consejos de la Página del Español Urgente.

Cuando queremos referirnos al aumento considerable de la temperatura en el planeta, el término recomendable es «calentamiento global». Si queremos referirnos a todos los cambios en general que se han producido en el clima, la palabra adecuada es «cambio climático».

Cabe señalar que el cambio climático es algo natural. Desde los comienzos de la historia del planeta ha habido modificaciones sobre diversos aspectos relacionados con el clima; no obstante, en las últimas décadas algunas de las actividades industriales de nuestra especie han acelerado estos cambios alterando la temperatura, el aumento de las precipitaciones, el aceleramiento de los vientos y de la presión atmosférica, entre otros muchas otras variaciones.

Debido al hecho de que la situación que estamos viviendo con el clima es tan delicada, los expertos recomiendan que para hacer alusión a las consecuencias de todos los cambios en el clima podamos hablar de «crisis climática», porque tiene el peso de las consecuencias que supone la realidad para todo el planeta.

Otro matiz es el que podemos conseguir con el término «emergencia climática», que hace referencia específicamente al poco tiempo del que disponemos para actuar y cambiar la realidad a favor del planeta. La necesidad de adoptar nuevas medidas en torno a la explotación del planeta para desacelerar las consecuencias de nuestra huella en él.

En ajedrez no conviene abusar de las mayúsculas

En otro artículo publicado por Fundéu nos invitan a prestar atención a la escritura de notas en torno al mundo del ajedrez, donde parece que cometemos muchísimos errores.

Cuando queremos referirnos a alguna jugada es incorrecto el uso de mayúsculas. El mismo consejo es válido cuando queremos hablar de estrategias y referirnos a los torneos. Los nombres de las piezas también van en minúscula.

De este modo términos como alfil, reina, caballo, enroque, jaque mate, y cualquier otra expresión relacionada con este juego, sus piezas y sus jugadas debe escribirse con inicial minúscula. No es tan difícil de recordar, ¿no te parece?



La Constitución y las constituciones

Con el término «constitución» los medios de comunicación no se ponen de acuerdo. Es sumamente común verla escrita tanto con inicial mayúscula como minúscula, antepuesta al adjetivo del país que representa. Y ¿quién no se ha topado alguna vez con esta duda? Vamos a ver qué nos recomiendan desde Fundéu, de qué forma tratar este término.

Cuando queremos referirnos a las constituciones de los países, es decir, a las leyes fundamentales que rigen para mantener el orden ciudadano, lo correcto es escribir el término con inicial mayúscula; porque se está haciendo referencia a un documento en particular. Distinto es cuando se hace referencia a este conjunto de leyes de forma genérica. Estos dos ejemplos pueden sernos de gran ayuda para comprender esta regla.

De este modo, el término «Constitución» irá en mayúscula y los especificadores en minúscula, como vemos en el primer ejemplo. Y en minúscula cuando no se refiera a un documento en particular sino que se utilice para hacer referencia a ella de forma general, por ejemplo para hablar de los derechos que promete cualquier documento de estas características, como vemos en el segundo ejemplo.

Y hasta aquí nuestro repaso de hoy. No te olvides de visitar nuestro Taller Literario, donde encontrarás una gran variedad de artículos relacionados con el buen uso del castellano.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.