Repasamos algunas expresiones

Repasamos algunas expresiones

Como venimos haciendo desde hace un tiempo hoy les traigo otro artículo sobre ortografía y gramática. En esta oportunidad hablaremos de ciertas expresiones que estamos sumamente acostumbrados a utilizar pese a que algunas de ellas no son del todo correctas. ¿Las vemos juntos?

Si desean saber más sobre éstas o muchas otras expresiones, les recomiendo la Página del Español Urgente.

Dudas en torno a la expresión “en cuyo caso

Hay muchas expresiones que utilizamos comúnmente pero que no estamos del todo seguros si son o no correctas. Una de ellas es “en cuyo caso“. 

Un ejemplo puede ser: “Es obligatorio obtener un certificado médico, a no ser que se trate de una enfermedad contagiosa, en cuyo caso habrá que realizar las pruebas pertinentes“.

Hay muchos gramáticos que se oponen a esta construcción e incluso que la censuran, aunque es una expresión que goza de un amplio uso y pese a que la Academia de las Letras la admite. Pero es importante señalar que, si bien el Diccionario panhispánico de dudas tampoco la considera errónea, recomienda el uso de otras expresiones tales como “en ese caso” o “en tal caso” para conseguir una mayor corrección al hablar.

De todas formas, teniendo en cuenta que es una expresión muy antigua y sumamente popular, la RAE no censura su uso en ningún caso. Es importante saberlo.

Repasamos algunas expresiones

¿Es correcto decir “estoy en problemas”?

Estamos acostumbrados a utilizar la expresión “estoy en problemas” no obstante en torno a ella existe una gran discusión.

Se trata de una construcción que ha sido tomada de forma literal de la traducción de la expresión anglosajona “to be in trouble” y que se ha extendido a muchos ámbitos.

Es importante señalar que no se considera inapropiada, aunque se prefieren otras construcciones alternativas como “tener problemas”, “estar en apuros” o “meterse en líos”, dependiendo del contexto en el que se desee utilizarlo.

Herir mortalmente

Los adverbios terminados en -mente no siempre indican el modo en el que se realiza una acción; a veces sirven para referirse a un cambio en el estado del receptor de nuestra acción.

En la expresión “disparar mortalmente”, por ejemplo, el adverbio no indica cómo se realiza la acción sino las consecuencias que trae. Al igual que este verbo hay otros que admiten este adverbio: cornear mortalmente, alcanzar mortalmente, herir mortalmente, atropellar mortalmente o morder mortalmente.

Es importante sin embargo destacar que hay otra forma de expresar esa misma idea. Podría decirse, por ejemplo, “disparar de muerte” en vez de “disparar mortalmente”; así conseguiríamos evitar que se cree un sentido difuso y se entienda el adverbio no como una forma de realizar la acción sino como las consecuencias que trajo. Por otro lado, si queremos hacer referencia a la muerte por un disparo podemos utilizar la expresión “matar de un disparo” para ser más específicos.

El uso del anglicismo “fast track”

Como ya lo sabemos, en las últimas décadas nos hemos acostumbrado a utilizar palabras provenientes de otros idiomas como si fueran propias. Y, si bien esto puede ser muy positivo en ciertas situaicones al aportar nuevos matices a nuestra comunicación, en otras circunstancias podría entorpecerla.

Es importante que antes de valernos de un término extranjero busquemos alternativas de nuestro idioma que nos permitan decir lo mismo: a veces no las hay, pero en muchas otras ocasiones sí.

Una expresión que se ha vuelto sumamente popular es fast track en una de sus acepciones, para significar por vía rápida. Pero en español tenemos algunas palabras que podrían significar lo mismo, tales como “inmediato”, “vía rápida” o “relámpago” (hay otras).

Repasamos algunas expresiones

La popularidad de un término o una expresión suele surgir porque en los medios de comunicación comienza a utilizarse dicha forma y a repetirse con asiduidad. Así poco a poco van introduciéndose en el habla cotidiana hasta acaparar toda la atención y volverse sumamente comunes.

En este caso, muchas veces vemos la frase fast track en los periódicos para referirse a ciertos procesos o actividades que se llevan a cabo en un tiempo corto, que suele ser menor al que llevaría en una situación normal porque se utilizan métodos más intensivos o adelantados. No obstante, pese a que son muchos los medios de comunicación que la utilizan, la RAE recomienda escoger cualquiera de los equivalentes en español.

Aquí les dejo dos ejemplos.

Incorrecto: “En visita “fast-track”, el presidente llega a Ecuador”.
Correcto: “En visita relámpago, el presidente llega a Ecuador”.

Incorrecto: “Llegan los dos etarras a España, tras una extradición fast track”.
Correcto: “Llegan los dos etarras a España, tras una extradición inmediata”.

Y hasta aquí los apuntes de hoy, espero que les hayan sido útiles. No se olviden de que contamos con una sección completa de consejos y ayudas para escribir y hablar mejor; así que los esperamos en el Taller Literario de Poemas del Alma.

Repasamos algunas expresiones

Comentarios2

  • Rapsodico

    Repasadas las expresiones de hoy. Taller literario de Poemas del Alma hay que tenerla anclada entre los favoritos. Feliz fin de semana. Un abrazo, Tes.

  • Nhylath

    Gracias Tes por estas "repasaditas" en el buen uso de la ortografía y gramàtica que a veces olvidamos!
    Saludos!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.