Algunos consejos para el Taller Literario


 
Comenzamos la semana con un artículo más para nuestro Taller Literario. En esta ocasión vamos a centrarnos en algunos usos que si bien no son censurables podríamos evitar para conseguir mayor claridad en nuestra comunicación. Una vez más, te invito a pasarte por nuestro Taller Literario y por la Web del Español Urgente, en la que hacen pie los artículos de esta sección.
 
 

El «cambio climático» y sus matices

El primer tema que veremos tiene que ver con el «cambio climático» y algunos términos relacionados. Si bien las expresiones que anotamos no son incorrectas, debemos buscar la forma de ser más específicos para conseguir una mejor comunicación.

Pese a que una de las formas más usuales de referirse a la transformación medioambiental causada por la acciones de la sociedad humana sobre la naturaleza es «cambio climático» no es la más aconsejable. Según Fundéu es preferible decantarse por «crisis climática», sobre todo si queremos hacer hincapié en las consecuencias del calentamiento global provocado por nuestra acción.

Se entiende entonces por «crisis climática» al aumento de la temperatura en la Tierra que es causado por las emisiones de gases y el abuso de combustibles fósiles. Según la comunidad científica, este concepto define en detalle la gravedad del asunto.

Para entender el pequeño matiz que se da en ambas expresiones tendríamos que ir al diccionario. Allí encontramos las siguientes definiciones.

Mientras que el primer texto sólo hace referencia a que algo se ha transformado pero no da indicios de cuál es la magnitud de las consecuencias; mientras que el término «crisis» en sí mismo incorpora el sentido de transformación pero ofreciendo un poco más de información acerca del impacto de los cambios. Por esta razón, este segundo término es más recomendable que el primero, puesto que es más específico y permite atacar el problema de lleno. Las consecuencias del aumento de la temperatura que trae como agregado el deshielo de los glaciares y una serie de fenómenos meteorológicos extremos.

Debemos aclarar, sin embargo, que la expresión «cambio climático» no es incorrecta, sólo que si deseamos enfatizar es conveniente decantarse por la otra. Otra forma también válida para referirse a estos cambios peligrosos para la vida en el planeta es «emergencia climática».

Apuntes sobre palabras

Pasemos ahora a un término del ámbito de la política: «prodemócrata» ¿se escribe en una sola palabra? Tal como nos lo comunican en la Web del español urgente, se trata de un adjetivo formado con la combinación del prefino «pro» y el adjetivo «demócrata». Al igual que el resto de las palabras de esta familia se escribe sin guion ni espacio intermedio.

Para saber cómo escribir este tipo de palabras sólo nos hace falta recurrir a un libro de ortografía básica. Allí descubriremos que los prefijos siempre, salvo excepciones muy específicas, se escriben unidos a las palabras que modifican.

Tener en cuenta estos consejos puede sernos de gran ayuda para evitar errores como éste:

Y ahora, algunos apuntes sobre el verbo «zanjar». ¿Qué tipo de verbo es y cómo debe escribirse en una oración? Este verbo, utilizado para referirse en sentido figurado a superar todas las dificultades que se interpongan para conseguir llegar a un arreglo o terminar un asunto, debe ir siempre acompañando a sustantivos, conectado a través del artículo correspondiente a aquella palabra que lo acompañe.

Esto significa que es incorrecto unirlo a oraciones subordinadas introducidas por el pronombre «que». Sin embargo, es sumamente común verlo mal escrito en los medios de comunicación. ¡Atención!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.