Algunos consejos para el Taller Literario


 
 
Hoy toca un nuevo texto para nuestro Taller Literario. En esta ocasión vamos a centrarnos en algunas palabras y frases que no siempre utilizamos adecuadamente, entre las que aparecen algunos neologismos aceptados por nuestra Academia. Una vez más, estos textos se apoyan en la Web del Español Urgente y se unen a los demás capítulos publicados en nuestra sección Taller Literario.
 

Anonimizar y prefijos

Cuando queremos expresar que se desvincula la identidad de una persona con los datos que circulan en la red es correcto utilizar el término ¿aninimizar y desanonimizar? Según Fundéu sí son correctos ambos neologismos.

Según leemos en esa misma web, el concepto de «anonimizar» hace referencia a la expresión de un dato sin vincularlo con una identidad física determinada. Debido a la política de protección de datos se ha vuelto muy popular en los últimos años; no obstante, debemos tener presente que se trata de un concepto ya consolidado.

Si queremos expresar el antónimo de este concepto podemos perfectamente utilizar la palabra «desanonimizar», lo que viene a ser la recuperación de datos de un usuario para identificar a la persona que está detrás valiéndose de los rastros que ha ido dejando en su uso de Internet.

Ambas son voces bien formadas por lo que no deben resaltarse con cursiva ni entrecomillado.

Este consejo nos obliga a pensar en la escritura de prefijos, algo que no siempre tenemos presente. Debemos recordar que éstos siempre van ligados a la palabra que modifican.



Tal como nos lo recomienda nuestra Academia, los prefijos se escriben unidos a la palabra que acompañan, a excepción de aquellas palabras que empiezan con letra mayúscula; en tal caso se interpondrá un guion entre el prefijo y éstas palabras. Si el prefijo modifica a varias palabras que se identifican como una sola unidad, entonces habrá un espacio entre el prefijo y la primera de éstas, para expresar que éste las modifica a todas. En el caso de que el prefijo se una a otros y ambos modifiquen una misma palabra, se escribirán unidos a ella; si estos prefijos modifican a varias palabras a la vez, se escribirán separados.

Tenemos entonces los siguientes ejemplos.

En segundo lugar veremos el plural de las palabras «sí» y «no»; algo que parece muy sencillo pero que no siempre utilizamos correctamente.

Para formar su plural estos dos sustantivos agregan -es y no como suele aparecer en muchos medios de comunicación, -s.

¿Cuándo podemos necesitar escribirlas en plural? Cuando funcionan como sustantivos masculinos con el sentido de aprobación o negación, respectivamente.

Es importante tener presente, sin embargo, que cuando se trata de mencionar el plural de la nota musical «si» debe formarse de forma diferente; en este caso sí agregando -s, al igual que ocurre con el resto de las notas, a excepción de «sol» cuyo plural es «soles».

En la siguiente fotografía podemos encontrar algunos ejemplos similares que es importante tener presente a la hora de formar plurales con monosílabos.

A sabiendas de que

Por último veremos la locución «a sabiendas de que», la cual suele aparecer deformada como «a sabiendas que». ¡Es muy importante que estemos antentos, porque este error es sumamente común en los medios de comunicación!

Cuando queremos expresar que algo se ha realizado con el conocimiento de sus consecuencias se utiliza la locución adverbial «a sabiendas» y se construye seguida de la preposición «de» antes de los complementos nominales y oracionales.




Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.