«Petrarca para viajeros», de Clara Obligado —Editorial Pre-textos—

«Petrarca para viajeros», de Clara Obligado —Editorial Pre-textos—Estos versos de Petrarca son los que hilan el desarrollo de «Petrarca para viajeros» de Clara Obligado (Editorial Pre-textos), una obra que se incorpora a nuestras reseñas sobre libros de viaje y que deseo recomendarles con mucha ilusión. Cabe mencionar que fue la galardonada con el último Premio Biblioteca Breve «Juan March Cencillo».

Para enfrentar esta lectura se precisa ilusión. Como esa pasión que sintió Petrarca por Laura (la joven que sería musa inspiradora de sus mejores poemas) y que lo llevó también a afanarse en una literatura que besara la tierra, que le arrancara la oquedad y que brindara unidad y justicia al mundo que habitaba. Porque es ilusión también la que experimentan los protagonistas de esta novela y que los lleva a descubrir que la única cosa importante que hemos de hallar en los viajes es nuestra propia identidad.

Un buen libro de viaje no pinta ciudades coloridas sino habitantes enfrentando los sinsabores del día a día. Esa es la literatura de viaje que aprecio y aplaudo; esos son los libros que todo viajero debe leer: obras que se te pegan al alma y te ayudan a crecer como extranjero en todas partes. «Petrarca para viajeros» es uno de esos libros y ofrece historias entrelazadas que se unen en esa necesidad humana por sobrevivir a la historia, al arte, al pasado.

«Petrarca para viajeros», de Clara Obligado —Editorial Pre-textos—

Imaginar el futuro

Noa acaba de casarse con un hombre adinerado. Le espera una luna de miel con todos los lujos en Venecia, pero a mitad de camino algo cambia dentro de ella. Algo que la lleva a abandonar el tren en el que va. Comienza así un nuevo viaje para ella cuyo objetivo será descubrir quién es y qué desea de la vida. En medio de esa aventura se dará cuenta de que para sobrevivir al pasado no le queda otra que nacer de nuevo, con otro nombre, otra historia, porque es la única forma de ser parte de los sitios que se visitan.

Andrés viaja en tren por Europa. Es un joven que apenas sabe nada de la vida y que antes de suplirse a la normalidad de la existencia (estudiar, casarse, conseguir un trabajo estable) quiere vivir una última y libre experiencia. En medio de ese viaje descubrirá la historia de la represión en Europa durante las dictaduras, la vida de los humillados y, guiado por los versos de Petrarca, imaginará un amor puro fuera de la inmundicia del mundo.

Noa y Andrés viajan y coinciden en una estación. Sus ojos se encuentran, sus almas se persiguen. Y serán sus miradas las que vayan marcando el suceder de los acontecimientos y lugares, y de las experiencias que provocarán profundos cambios en el interior de cada uno.

Estas dos historias se tironean entre sí para hacerse con el protagonismo de la historia y se alimentan de otras vidas con las que ambas criaturas se cruzan. Así, entre todas, amalgaman un libro lleno de memoria (de la Europa que viajó por esos mismos rieles) y de presente (la llaga que nunca cierra), y se unen en un libro que intenta redefinir el concepto de extranjería, apostando por un cambio en la mirada y empujándonos a la contemplación de esta Europa que sangra en esos mismos trenes, debajo del brillo y de los tiovivos.

«Petrarca para viajeros», de Clara Obligado —Editorial Pre-textos—

Los sueños, eso son

Hace tan sólo diez años veías una foto en el que aparecía una vuelta al mundo y pensabas en Londres, y soñabas con pisarla. Ahora se hace cada vez más difícil distinguir esta ciudad victoriana entre la cantidad de tiovivos iguales que se apropiaron de las ciudades europeas.

La Europa de «Petrarca para viajeros» es un poco este cambalache en el que ahora vivimos, pero tiene también mucho de ese ideal con el que soñaron nuestros antepasados. Y en este punto creo que la elección de Petrarca como elemento en el que desembocan todas las historias es uno verdadero puntazo.

Es difícil narrar la historia europea en una novela breve sin aburrir a los lectores con fechas y acontecimientos; es difícil escribir de esta tierra sin mancharse las manos de sangre, sin sufrir las decisiones y la historia de este terruño. Nada que no pueda conseguir Clara Obligado con su pluma directa y sensata. Su juicio se desplaza a través de estas páginas para llevarnos a una reflexión comprometida en torno al pasado que embadurna y obliga una posición irrevocable en el presente. Es este un viaje por paisajes y ciudades pero sobre todo por sociedades heridas e individuos condenados cuyo único objetivo es sobrevivir.

¡Lean «Petrarca para viajeros» con esa ilusión que nos lleva a desear vivir en los libros para siempre! Sin duda esta es una de esas novelas que pueden ser casa-hogar para cualquier amante de la literatura de viajes. Una lectura para pensar la extranjería y su sinrazón de ser.

«Petrarca para viajeros», de Clara Obligado —Editorial Pre-textos—

Petrarca para viajeros

Clara Obligado

Editorial Pre-textos, 2016

ISBN: 978-84-16453-25-2

152 páginas

13 €

 



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.